Ha sido esperado durante generaciones por todas las religiones más importantes. Los cristianos le conocen como el Cristo, y esperan Su inminente regreso. Los judíos le esperan como el Mesías; los hindúes esperan la llegada de Krishna; los budistas le aguardan como Maitreya Buddha; y los musulmanes prevén al Iman Mahdi o el Mesías.

 

Los nombres pueden diferir, pero muchos creen que todos se refieren a la misma persona: El Instructor del Mundo, cuyo nombre personal es Maitreya.

Prefiriendo que se le conozca simplemente como el Instructor, Maitreya no viene como un líder religioso o para fundar una nueva religión, sino como instructor y guía para todas las personas, pertenezcan o no a una religión.

En este momento de gran crisis política, económica y social Maitreya inspirará a la humanidad para que esta se considere como una familia, y cree una civilización basada en el compartir, la justicia económica y social y la cooperación global.

El lanzará una llamada a la acción para salvar a millones de personas que se mueren de hambre cada año en un mundo de abundancia. Entre las recomendaciones de Maitreya se encuentra un cambio de prioridades sociales para que la alimentación, la vivienda, el vestido, la educación, y la atención médica apropiados se conviertan en derechos universales.

Bajo la inspiración de Maitreya, la misma humanidad hará los cambios necesarios y creará un mundo más razonable y justo para todos.

 

Maestro Koot Hoomi (KH)
Chohan del Ashram del 2º Rayo
en la Jerarquía Espiritual

Los Maestros de Sabiduría, que juntos forman la Jerarquía Espiritual, son los custodios del Plan Divino para este planeta. Ellos han inspirado todos los grandes logros humanos a lo largo de la historia, trabajando desde detrás de la escena a través de Sus discípulos en todos los campos del esfuerzo humano. Los Maestros guían y enseñan, pero es la misma humanidad, respondiendo desde su libre albedrío al estimulo de ellos, quien crea cada nueva civilización. Ahora, los Maestros están regresando al mundo exterior como un grupo por vez primera en incontables milenios.

A lo largo de la historia, cuando la humanidad alcanza un punto importante de crisis, la Jerarquía Espiritual envía a un Instructor para mostrar el camino. Ha habido muchos de estos grandes mensajeros espirituales: Krishna, Buddha y el Cristo no son sino unos pocos. Ahora, en esta época crítica, los Maestros están regresando al mundo exterior por vez primera en incontables milenios, junto con el Maestro de todos los Maestros, guía de la Jerarquía Espiritual, Maitreya. La respuesta de la humanidad a este extraordinario estímulo creará, en su momento, la nueva civilización futura.

¿Quién es el Cristo?

Prácticamente toda tradición espiritual espera ahora el regreso de su venerado Instructor para validar el pasado y continuar la enseñanza. Los cristianos esperan al Cristo; los judíos, al Mesías; los musulmanes, al Imán Mahdi o el Mesías; los budistas, al Quinto Buddha; y los hindúes, al Señor Krishna. En la tradición esotérica, un individuo – el Instructor del Mundo – es considerado como la realización de todas estas expectativas. La palabra ‘Cristo’ no es el nombre de un individuo, sino un cargo o función dentro de la Jerarquía Espiritual de Maestros. El que ocupa actualmente ese cargo, Maitreya, ha sido el Cristo durante los últimos 2.600 años y El seguirá en ese cargo durante toda la Era de Acuario –- aproximadamente otros 2.000 años.

Maitreya
como apareció en Nairobi en 1988

Maitreya es el hermano mayor de la familia humana, habiendo perfeccionado y manifestado totalmente dentro de El la divinidad que es latente en cada uno de nosotros. El viene hoy a revelarnos un nuevo aspecto de Dios y a guiar a la humanidad a través de la nueva fase de su viaje espiritual.

En Palestina hace 2.000 años, Maitreya trabajó a través de su discípulo Jesús. Desde el momento del bautismo de Jesús en el río Jordán hasta Su crucifixión, la conciencia de Maitreya Le adumbró. Este es el proceso utilizado a veces entre los Maestros y sus discípulos como un medio para presentar una nueva enseñanza a la humanidad. Con el pleno consentimiento y cooperación de Jesús, Maitreya pudo así liberar en el mundo la gran fuerza espiritual que llamamos amor. Jesús, que ahora es un Maestro, ha desempeñado un papel importante preparando el camino para el regreso de Maitreya y será uno de los primeros Maestros presentados al mundo después del Día de la Declaración.

Habiendo perfeccionado y manifestado plenamente en sí mismo el Propósito, Amor, Sabiduría e Inteligencia Divinos de Dios, Maitreya revelará un nuevo aspecto de Dios. Él nos conducirá al reconocimiento de nuestra propia divinidad y nuestra verdadera identidad como almas. De esta mayor comprensión espiritual y poder creativo surgirá una nueva esencia de vida, armonía y alegría.

El Anti-Cristo

Según la Sabiduría Eterna, el anti-Cristo no es un individuo que vive en un momento determinado, sino que es una energía liberada antes del advenimiento del Cristo. Viene a allanar el camino para las fuerzas constructivas del Cristo destruyendo las formas cristalizadas antiguas que obstruyen el nuevo crecimiento de la sociedad. Siendo el anti-Cristo una energía, se manifiesta a través de individuos y lo ha hecho así en diferentes momentos a lo largo de la historia, más notablemente a través del emperador Nerón en tiempos romanos, y más recientemente a través de Hitler y de algunos de sus más cercanos colaboradores. Con la derrota de las Fuerzas del Eje durante la 2ª Guerra Mundial, el trabajo de la energía del anti-Cristo ha concluido para esta era y no se volverá a manifestar en más de 3.000 años.

Si desea profundizar en estas enseñanzas consulte en nuestros archivos:

[ Enseñanzas de la Sabiduría Eterna y espiritualidad ]

 

* El término espiritual, normalmente asociado con alguna forma de religión o práctica religiosa, en realidad tiene una connotación más amplia: "Toda actividad que impulsa al ser humano hacia alguna forma de desenrollo – física, emocional, intuitiva, social – si es más avanzada que su estado actual, es en esencia de naturaleza espiritual." (Alice A. Bailey). Según esta definición, cada palabra, pensamiento y acción es potencialmente espiritual y capaz de mejorar la condición humana.

 

 

 

Cómo estamos seguros de que el Señor Maitreya no es el falso Cristo?

No hay sólo un ‘falso Cristo’. Hay varios instructores bien conocidos que se creen ellos mismos, o sus seguidores creen que son el Cristo, y sólo desde mi experiencia personal conozco montones de personas engañadas que están convencidas de que son el Cristo. Discernimiento y reconocimiento espiritual son la clave. Sugiero que en el Día de la Declaración, mediante el adumbramiento y la relación telepática que él establecerá con toda la humanidad simultáneamente, usted no tendrá dudas sobre su verdadero estatus. Un árbol es conocido por sus frutos, y es por su amor, sabiduría, fuerza espiritual y trabajo por la humanidad que usted reconocerá a Maitreya y le conocerá por lo que es.

 

 

Si Maitreya es el Cristo, entonces quién o qué es el anticristo?

Según las Enseñanzas de la Sabiduría Antigua, el anticristo no es un individuo que vive en cierto momento del tiempo, sino una energía liberada antes del advenimiento del Cristo. Viene para abrir el camino para las energías constructivas del Cristo, destruyendo las viejas formas cristalizadas que bloquean el nuevo crecimiento de la sociedad. Mientras que el anticristo es una energía, se manifiesta a través de individuos y lo ha hecho en diferentes momentos en toda la historia, de forma más notable a través del emperador Nerón en tiempos romanos, y más recientemente a través de Hitler y algunos de sus más estrechos colaboradores. Con la derrota de las fuerzas del Eje durante la II Guerra Mundial, el trabajo de la energía del anticristo finalizó para esta era y no se manifestará nuevamente en más de 3.000 años.

El anticristo existe, no como un individuo que viene antes del Cristo, sino como una energía. Fundamentalmente, el anticristo es el aspecto Primero o Voluntad de Dios, en su forma destructiva. Es esa energía que destruye abriendo así el camino para las nuevas energías del Cristo. La energía del anticristo arrastra las formas viejas y desgastadas y prepara el camino para las energías creativas entrantes.

Esta energía destructiva ya ha hecho su trabajo a través de los desastres que han devastado el planeta: guerras mundiales; la muerte por inanición de millones de personas anualmente; los terremotos y otros desastres naturales.

 

 

Anuncios