¿QUÉ ES LA VEJEZ?

No ha sido fácil para muchos estudiosos del tema dar una definición de vejez. Para algunos es la última etapa de la vida, pero es un concepto muy rígido. Por otra parte la vejez debe de ser abordada de una forma integral contemplándose cada una de sus esferas; la biología, la Psicológica, la sociológica y la espiritual.
Algunos al referirse a la vejez han utilizado una terminología un tanto negativa, a continuación describiremos algunas definiciones desde diferentes puntos de vista:

A) VEJEZ BIOLÓGICA: existe un progresivo deterioro del organismo ocasionado por el proceso del envejecimiento tanto estructural como funcional.

B) VEJEZ SOCIOLÓGICA: es cuando la decadencia biológica acarreada por el proceso de envejecimiento afecta más pronto o más tarde la participación social del individuo.

C) VEJEZ CRONOLÓGICA: según la edad el denominador común es el crecimiento en edad y como consecuencia la disminución de la expectativa de vida.

Para otros la vejez la consideran un estado mental y emocional, en los cuales cada individuo va a decidir en que momento se siente viejo.

Nos hemos preguntado ¿En que momento comenzamos a envejecer? Muchos han respondido desde el momento de nuestro nacimiento, por lo tanto ¿nos hemos puesto a pensar? ¿Que todos traemos en nosotros mismos un viejo? Creo que el concepto de vejez nos lo van a dar los que están ya viviendo esta etapa, debemos preguntarles a ellos mismos: ¿Qué se siente ser viejo?, ¿Qué es lo que han experimentado el llegar a esa etapa de la vida?

¿EXISTE RECHAZO O DISCRIMINACIÓN HACIA LA VEJEZ?

Cuando a los hombres de 60 años o más se les descarta estricta- mente con base a un criterio de edad, nos enfrentamos a lo que Robert Butler en Estado Unidos llamó «Edadismo». Este término designa una forma de discriminación que a su manera resulta tan peligrosa como el racismo.

La jubilación obligatoria se considera algunas veces una necesidad para dar oportunidad a los jóvenes, sin embargo también estos se encuentran con prejuicios relativos a su edad. Esto no ocurre siempre y hay países como Japón donde el nivel de empleo de las personas de edad avanzada es más elevado que en otros países industrializados, la mayor parte de los adultos mayores que dejan de trabajar, lo hacen por voluntad ó por razones de salud, más que por ser forzados a salir del trabajo por jubilación obligatoria.

Japón muestra que una tradición de respeto por los adultos mayores puede mantener su nivel e integración relativamente elevados, a pesar de la industrialización.

De ninguna manera es necesario privar a las personas de su oportunidad de trabajar y de integrarse a la sociedad, debido solo a su avanzada edad.

Otra razón muy importante de rechazo a los «viejos» es porque nos recuerda a la muerte. Durante una gran parte del siglo XX a la muerte se le consideró un tabú y no fue un tema de interés por mucho tiempo, de tal manera la sociedad hizo que nos olvidáramos de nuestra conciencia de mortalidad. Desde el niño hasta el adulto tuvieron pocas oportunidades de aprender lo que es verdaderamente la muerte, y por siempre ha existido un gran miedo a la misma, y es quizás cuando se llega a la etapa de la vejez cuando si se tenga una conciencia de la propia mortalidad del individuo.

Aquellos que no son capaces de enfrentarse a su propia mortalidad, les será más difícil tratar con las personas de edad avanzada.

La sociedad insiste en usar la edad cronológica para muchos fines ¿Cuál es la relación entre la edad cronológica y el valor humano? Tener 10 años más que otra persona, no significa ser 10 años peor, ni tener 10 años de menor valor.

¿Es posible considerar a la vejez como una situación deseable o temible? …

Kastenbaun realizó un estudio en 4000 personas y encontró que los hombres y las mujeres de edad avanzada manifestaron sentir tanta satisfacción por la vida como los jóvenes. Los ingresos, la educación y el empleo fueron indicadores de la satisfacción por la vida. Por lo tanto tener un estilo de vida activo con ingresos económicos y empleo ayudará a continuar teniendo satisfacciones en la vida. Decía Jeanne Liberman tenemos que sacarle jugo a la vida hasta el último segundo.

Tenemos que prepararnos a entrar en la vejez con una mente provista de conocimientos, ideas y experiencias exitosas anteriores.

Sin embargo algunos otros no aceptan sentimientos negativos. Aparentan una imagen lúcida, para evitar ser compadecidos, niegan admitir el fracaso o agobiar a otros con sus problemas por temor a ser una carga para sus familiares, amigos o vecinos y que por consiguiente puedan ser rechazados, aislados o abandonados.

En otro estudio realizado en España acerca de mitos y realidades de la vejez que exploró las diferencias y desigualdades sociales que se presentan en la edad avanzada reportaron los siguientes hallazgos:

Los grupo de adultos mayores tanto mujeres como hombres son los menos valorados, siendo aun las mujeres las menos valoradas, mientras que los grupos que obtuvieron mejor valoración en la sociedad fueron los adultos y jóvenes del sexo masculino.

La mayoría opinó que la mejor edad de la vida está en la década de los 20 años, y la peor edad se considera los 60 años.

La mayoría reportó que la vejez comienza a los 60 años tanto para los hombres como para las mujeres.

Finalmente se consideró a la jubilación como una de las condiciones que imprimen una mayor desigualdad en la vejez, y que por lo tanto la jubilación debe relacionarse más con capacidades físicas y mentales y no con la edad.

CONCEPTO DE MUERTE EN LA VEJEZ.

En un estudio que realizamos en población de edad avanzada en una Institución de enfermos crónicos, exploramos el concepto de la muerte, ¿Cómo definen la muerte? Que significado tiene para ellos la muerte, y los resultados que obtuvimos están relacionados con los hallazgos de los otros autores: la mayoría de nuestros pacientes relacionaban a la muerte con Dios, con la religión, para muchos la muerte significaba estar cerca de Dios, cerca del ser supremo, cerca de la Virgen y de los Santos.

Por otra parte ya señalamos que el adulto mayor quizás sea el único que tenga conciencia de su propia mortalidad.

Hipócrates dijo: «Los viejos no tienen miedo a la muerte, pero tienen miedo a como van a morir». ¿Los viejos tienen miedo a la muerte? Es una pregunta difícil de contestar y ha sido abordada por algunos investigadores como Kastenbaun, Strauss y otros, y han sido un tanto contradictorios los resultados de las investigaciones.

En nuestro estudio nos encontramos que el 90% de nuestros pacientes geriátricos no tienen miedo a la muerte, sin embargo le tienen miedo a la soledad, al dolor y a la oscuridad, predominando más el morir solos.

Algunos autores nos indican que la angustia que sienten puede estar relacionada con su vida anterior, si hubo satisfacciones, serán menores la angustia y sus miedos, pero de lo contrario si su vida esta vacía y no hubieron satisfacciones habrá mucha angustia y miedo.

Por lo tanto en el acompañamiento del paciente terminal de edad avanzada, tenemos que conocer muy bien su historia anterior y donde debemos incluir el conocimiento profundo de sus pérdidas anteriores. ¿Cómo las manejó? y si aún no ha elaborado el duelo de las mismas.

Dr. Felipe Martínez Arronte

 

Anuncios