Archive for 18 febrero 2008

Solo palabras inùtiles

                        La esperanza no es fingir que no existen los problemas.

                                              

                           Es la confianza de saber que estos no son eternos,

                         que las heridas curarán y las dificultades se superarán.

 

                   Es tener fe es una fuente de fortaleza y renovación en nuestro interior,

                           que nos guiará desde la oscuridad hacia la luz..

                                              

                               Cuando el amor de tu vida no te quiere,

                             cuando la llamada que esperas nunca llega,

                             cuando no consigues el trabajo que deseas,

                           cuando no recibes la invitación que esperabas…

                               el mensaje no es que no te lo mereces…

                              el mensaje no es que no eres importante…

                              el mensaje es que tu mereces algo mejor.

                                               

                   Cada vez que sientas decepción por no recibir lo que deseas o esperas,

                              no lo veas como rechazo o mala suerte…

                        simplemente piensa que es una tremenda oportunidad a

                               algo mucho mejor de lo que esperabas.

                                              

                           La vida  esta está hecha de millones de momentos,

                                 vividos de mil maneras diferentes .

 

                              .Algunos, buscamos amor, paz armonía.

 

                                  Otros, sobrevivimos día a día.

 

                   Pero no hay  momentos más  plenos que aquel en el cual  descubrimos

                    que la vida, con sus alegrías y sus penas , debe ser vivida día a día.

 

                     Este es el conocimiento que nos otorga la verdad más maravillosa.

                                              

                         Aunque vivamos en una mansión  de cuarenta cuartos,

                                  rodeados de riqueza y siervos,

                           o luchemos de mes en mes para pagar el arquiler,

                          tenemos el poder para estar totalmente satisfechos

                            y vivir una vida con un verdadero significado.

 

            Día a día tenemos ese poder, gozando cada momento y regocijándonos con cada sueño.

                                              

                 Por que cada día es nuevo flamante, podemos empezar de nuevo y realizar

                                      todos nuestros sueños

 

                            Cada día es nuevo y si lo vivimos plenamente,

                      podremos realmente gozar de la vida y vivirla en tu plenitud…

 

 

                      AUTOR DESCONOCIDO

Anuncios

Vivir sin estrés y otros padecimientos

Cómo vivir sin estrés, anorexia, depresión ni obesidad

 

 

¿Vida moderna sin estrés ni ansiedad? 

Una vida moderna sin sufrir el acecho de ciertas enfermedades es posible en algunas partes del mundo. Así lo aseguran varios científicos y antropólogos que han investigado hasta encontrar pueblos aislados de África donde el estrés y los padecimientos mentales parecen no haber existido nunca. 

La vida en comunidad, en pequeños grupos como hace cinco mil años, la relación que tienen sus habitantes con la familia, los niños y el cuidado de la gente mayor son la clave  de esta historia evolutiva que parece una reliquia y debería ser lo habitual en el mundo”, comenta el arqueólogo independiente francés Phillipe Louis Thierry.

El especialista ha estado un año conviviendo con determinadas tribus y ha podido comprobar que “desde la infancia los niños son criados con conceptos claros, naturalmente despojados de prejuicios, en constante contacto con la naturaleza y entendiendo lo que es vivir en pequeños grupos en donde participan activamente de las labores cotidianas.

No existe la competitividad, ni el egoísmo, ni los avances tecnológicos que son innecesarios y en la mayoría de las ocasiones resultan incompatibles con el desarrollo humano. Su ritmo de vida es regulado por el medio ambiente y su alimentación es natural.

Todas estas características más los lazos fuertes que se generan entre sus miembros hacen que desconozcan lo que es el estrés, la anorexia y la depresión”, indica Thierry.

Este estilo de vida, el único que conocen, ha llamado recientemente la atención de seis científicos españoles que han recorrido cincuenta mil kilómetros de África y han compartido los mismos conceptos.

“Está claro que estos habitantes responden a las situaciones de exigencia de distinta manera que nosotros. No es que ellos no tengan problemas, al contrario.

No es un factor genético sino una respuesta adaptativa diferente a la que conocemos”, explica Francisco Giner Abati, médico y arqueólogo español, catedrático de la Universidad de Salamanca, España, quien ha viajado a países como Egipto, Sudán, Etiopía, Kenia, Angola y Camerún para comprobar que “muchas tribus son un modelo de humanidad.

Sus miembros viven con un alto grado de satisfacción emocional y están integrados completamente a su sociedad y entregados a una tierra que les da absolutamente todo lo que pretenden y necesitan”, continúa agregando.

La realidad demuestra que las grandes sociedades pagan un alto precio por el progreso que trae aparejado enfermedades crónicas, degenerativas y mentales. “En las tribus que he visitado no existe la obesidad, ni el insomnio, ni la demencia.

Al ser sociedades no industrializadas, no están sujetas a los mismos factores estresantes que padecemos nosotros, aunque tienen problemas que desencadenan frustraciones y preocupaciones como ocurre en las sociedades desarrolladas, pero tienen otros mecanismos y otros tiempos para afrontar los conflictos”, explica especialmente para www.enplenitud.com , Phillipe Thierry.

La modalidad de vida de muchas de estas tribus es claramente un ejemplo en ciertos aspectos. “Hay tribus que saben muchísimo de medicina. El bosque es un arsenal terapéutico para las familias.

La corteza del árbol protege contra la malaria, hay hojas que evitan las picaduras de mosquitos, hay hierbas para el dolor de estomago. Las gentes son atléticas. La comunicación y la vida comunitaria son básicas para la supervivencia”, comenta Giner Abati.

El individualismo enfermizo que está presenta en las sociedades occidentales es, según Thierry el responsable de enfermedades culturales que no deberían por qué existir. “Aquellos que viven en pequeños grupos están protegidos de varias enfermedades de este siglo.

Viven como hace cinco mil años lo cual no significa un retroceso ya que a nivel humano la evolución que han tenido es muy superior a la nuestra. No tienen televisión ni internet, pero el grado de comunicación que mantienen con la comunidad a la que pertenecen es envidiable y la armonía que se percibe es espectacular.

Diría que estas tribus, más allá de algunos aspectos que naturalmente deberían ser modificados como temas de higiene, lo que se refiere a controles médicos e información sobre la gravísima plaga que es el HIV en este país, son clanes organizados, sociales, cooperantes, sanos y funcionan como una verdadera familia solidaria”, revela Thierry.

Aunque el mundo actual ya parece haber tomado un rumbo difícil de torcer, no está de más saber que una vida sin enfermedades creadas por propio descuido pueden ser erradicadas del contexto diario. Seguramente, una vida sin obesidad, depresión, anorexia y estrés sería maravillosa.

Cifras que podrían evitarse:

–         En México los trastornos de la alimentación son la segunda causa de muerte en adolescentes.

–         En Latinoamérica del 3 por ciento al 10 por ciento de las mujeres, padecen bulimia y anorexia.

–         2.400 millones de personas, (un tercio de la población mundial) tiene problemas de peso. (Por exceso o déficit)

–         Un veintiséis por ciento de los estadounidenses mayores de 18 años padece algún tipo de trastorno mental.

–         Veinte millones de norteamericanos adultos sufre de depresión, trastorno bipolar o depresión grave.  

–         Cuarenta millones de personas en Estados Unidos tiene o ha tenido ansiedad.  

 

Amor por ti

 

 

                          AUTOESTIMA        

 

                                                  

 

                            Autoestima es la aceptación incondicional de ti mismo,

 

                                      sin juicio destructivo alguno.

 

                                                   

 

                            Ella te permite optar por los sentimientos más humanos,

 

                                  amigables y confortables hacia ti mismo,

 

                            ayudándote a sortear óptimamente cualquier situación.

 

                                        EDUARDO AGUILAR KUBLÍ.

 

                                        La Autoestima es la forma de pensar,

 

                                 sentir y actuar que implica que tú aceptas,

 

                                    respetas, confías y crees en ti mismo.

 

                                   E.J.BOURNE.

 

                                                  

 

                       Autoestima es ese sentimiento que se encuentra en lo más profundo

 

                                    de tú piel y habla de tú propio valor.

 

                                      DENIS WAITLEY.

 

                           Autoestima es la reputación que tienes contigo mismo.

 

                                    BRIAN TRACY.

 

                            La persona que duda de su valor,

 

                        es como un hombre que se enlista en las filas del enemigo y carga

 

                                     las armas en contra de sí mismo.

 

                                 ALEJANDRO DUMAS.

 

                           Aprender a valorarse a sí mismo, tener una alta autoestima,

 

                             tener autoconfianza son cosas que pueden sucederle

 

                                  a cualquier persona a pesar de su pasado.

 

                            VIRGINIA SATIR.

 

                                                  

 

                           Nadie puede hacerte sentir menos sin tu consentimiento

                         

                                       ELEONOR ROOSEVELT.

 

                                  Soy una persona hecha con amor, y con un lugar insustituible en el Universo.

 

                                    BARBARA BOSÉ.

 

                                   La aceptación incondicional de ti mismo es el reflejo de tú Autoestima.

 

                                    ERIKA MARTÍNEZ.

 

                                    Sí haces amistad contigo mismo, nunca estarás solo.

 

                                     MAXWELL MALTZ.

 

                                     La mayor fuerza que un ser humano puede adquirir proviene del respeto a sí                                                             

                                      mismo

                                      EDUARDO AGUILAR KUBLÍ.

 

                                     Para reafirmar tú Autoestima, no necesitas  la opinión de otro

                                       JEKA.

 

                                     Una persona con Autoestima es genuina,

 

                                     espontánea y auténtica con otros de manera que se da a conocer tal como es.

 

                                    ROBERT BOLTON.

 

                                    Para tener Autoestima primero mantén la paz dentro de ti mismo,

 

                                    entonces sólo entonces, podrás traer paz a otros.

 

                                    THOMAS KEMPIS.

 

                                     El que se respeta a sí mismo está a salvo de los demás,

 

                                     lleva consigo una armadura que nadie puede traspasar.

 

                                      HENRY WADSWORTH LONGFELLOW.

 

                                      El hombre tiene que vivir consigo mismo;

 

                                      por tanto, debe asegurarse de estar siempre con buena compañía.

 

                                       CHARLES EVANS HUGHES.

 

                                      Mientras una persona vacila por sentirse inferior,

 

                                      otra esta ocupadísima cometiendo errores y haciéndose superior

                                     

                                       HENRY C. LINK.

 

                                       El que reina dentro de sí mismo y domina las pasiones,

 

                                       los deseos y los temores, es más que un Rey; posee Autoestima.

 

                                       FARMAT LOYOLA.

 

                                                  

 

                                     Me amo y acepto como soy

                                        LOUISE L. HAY.

 

                             Eres un tesoro, un milagro, no sólo por ser quien eres,

 

                        sino porque representas todas y cada una de las leyes del Universo.

 

                                        VIRGINIA SATIR.

 

                            Eres hijo del Universo, beneficiario de todo lo que este te ofrece.

 

                                  Ve ahora al sitio en el fondo de ti mismo

 

                             donde se encuentra ese tesoro conocido por tu nombre.

 

                                       VIRGINIA SATIR.

 

                            Soy el amo y no el siervo de mi circunstancia,

 

                                y esto me permite saber que soy yo y no otro,

 

                               el que toma las decisiones que necesita mi vida.

 

                                         Desconozco el autor 

 

 

 

Perdon y duelo

 

 

EL PERDÓN

Quizás uno de los sueños del hombre es lograr vivir gozando de paz interna. Pero muchos factores parecen obstaculizar este deseo. Uno no tiene que esperar a que surja una crisis o aparezca una enfermedad, o se esté muriendo alguien para hacer las paces con los seres queridos.

Una de las penas mas grandes en el Duelo es justamente no poder tener paz. Porque generalmente se vive con ese sentimiento de culpabilidad, conflictos no resueltos, enojos, amarguras, frustraciones, rencores, decepciones que han sucedido en nuestras vidas, y no se ha sabido PERDONAR y todas estas emociones reprimidas juegan un papel determinante en la salud mental, física y espiritual.

Uno puede experimentar grandes alegrías en las relaciones familiares, pero también se puede sentir un gran dolor dentro de ellas. A veces el lastimar es accidental, a veces es deliberado. El hombre suele lastimar al que más quiere, a aquel al que nunca debería lastimar.

No es fácil comprender el verdadero sentido del perdón y la libertad emocional que nos puede otorgar el simple hecho de perdonar. El perdonar es el darte la oportunidad de experimentar la felicidad y el amor, en lugar de la frustración, el rencor, amargura, etc

 

EL PERDÓN ES UN REGALO PARA NOSOTROS.

¿EXISTE DUELO ANTE LA PERDIDA DE LA LIBERTAD INTERIOR?

La pérdida de la libertad interior es algo que no se puede observar a simple vista, sin embargo muchas son las personas que la han perdido, pero ellas no sólo lo ignoran, sino que van por la vida de engaño en engaño.

Para el tanatólogo es importante este descubrimiento en sus pacientes, ya que ésta pérdida puede estar encubriendo actitudes, síntomas, signos y respuestas, entorpeciendo el tratamiento y, por consiguiente la curación.

El manejo adecuado ante la pérdida del a libertad interior, proporcionará al tanatólogo la satisfacción de curar al paciente.

CAMINOS PARA ENCONTRAR SIGNIFICADO EN LA VIDA

o      Haciendo una hazaña, una actividad o algo creativo.

o      Experimentando un valor.

o      Sufriendo

o      Logrando un “crecimiento simbólico”.

o      Descubriendo (a uno mismo).

o      Eligiendo.

o      Experimentando.

o      Asumiendo responsabilidad.

o      Promocionando la auto-trascendencia.

o      Sintiendo culpabilidad.

o      Padeciendo dolor.

o      Encontrando la muerte.

LA OPORTUNIDAD DE RECONOCER VALORES ACTITUDINALES ESTA, EN CONSECUENCIA, siempre presente cada vez que la persona se encuentra confrontada por un destino sobre el que sólo puede actuar aceptándolo. El modo en que lo acepta, el modo en que soporta su cruz, el coraje que manifiesta en el sufrimiento, la dignidad que muestra ante el dolor y el desastre, es la medida de su cumplimiento humano. (Franckl, 1986).

La vejez

¿QUÉ ES LA VEJEZ?

No ha sido fácil para muchos estudiosos del tema dar una definición de vejez. Para algunos es la última etapa de la vida, pero es un concepto muy rígido. Por otra parte la vejez debe de ser abordada de una forma integral contemplándose cada una de sus esferas; la biología, la Psicológica, la sociológica y la espiritual.
Algunos al referirse a la vejez han utilizado una terminología un tanto negativa, a continuación describiremos algunas definiciones desde diferentes puntos de vista:

A) VEJEZ BIOLÓGICA: existe un progresivo deterioro del organismo ocasionado por el proceso del envejecimiento tanto estructural como funcional.

B) VEJEZ SOCIOLÓGICA: es cuando la decadencia biológica acarreada por el proceso de envejecimiento afecta más pronto o más tarde la participación social del individuo.

C) VEJEZ CRONOLÓGICA: según la edad el denominador común es el crecimiento en edad y como consecuencia la disminución de la expectativa de vida.

Para otros la vejez la consideran un estado mental y emocional, en los cuales cada individuo va a decidir en que momento se siente viejo.

Nos hemos preguntado ¿En que momento comenzamos a envejecer? Muchos han respondido desde el momento de nuestro nacimiento, por lo tanto ¿nos hemos puesto a pensar? ¿Que todos traemos en nosotros mismos un viejo? Creo que el concepto de vejez nos lo van a dar los que están ya viviendo esta etapa, debemos preguntarles a ellos mismos: ¿Qué se siente ser viejo?, ¿Qué es lo que han experimentado el llegar a esa etapa de la vida?

¿EXISTE RECHAZO O DISCRIMINACIÓN HACIA LA VEJEZ?

Cuando a los hombres de 60 años o más se les descarta estricta- mente con base a un criterio de edad, nos enfrentamos a lo que Robert Butler en Estado Unidos llamó «Edadismo». Este término designa una forma de discriminación que a su manera resulta tan peligrosa como el racismo.

La jubilación obligatoria se considera algunas veces una necesidad para dar oportunidad a los jóvenes, sin embargo también estos se encuentran con prejuicios relativos a su edad. Esto no ocurre siempre y hay países como Japón donde el nivel de empleo de las personas de edad avanzada es más elevado que en otros países industrializados, la mayor parte de los adultos mayores que dejan de trabajar, lo hacen por voluntad ó por razones de salud, más que por ser forzados a salir del trabajo por jubilación obligatoria.

Japón muestra que una tradición de respeto por los adultos mayores puede mantener su nivel e integración relativamente elevados, a pesar de la industrialización.

De ninguna manera es necesario privar a las personas de su oportunidad de trabajar y de integrarse a la sociedad, debido solo a su avanzada edad.

Otra razón muy importante de rechazo a los «viejos» es porque nos recuerda a la muerte. Durante una gran parte del siglo XX a la muerte se le consideró un tabú y no fue un tema de interés por mucho tiempo, de tal manera la sociedad hizo que nos olvidáramos de nuestra conciencia de mortalidad. Desde el niño hasta el adulto tuvieron pocas oportunidades de aprender lo que es verdaderamente la muerte, y por siempre ha existido un gran miedo a la misma, y es quizás cuando se llega a la etapa de la vejez cuando si se tenga una conciencia de la propia mortalidad del individuo.

Aquellos que no son capaces de enfrentarse a su propia mortalidad, les será más difícil tratar con las personas de edad avanzada.

La sociedad insiste en usar la edad cronológica para muchos fines ¿Cuál es la relación entre la edad cronológica y el valor humano? Tener 10 años más que otra persona, no significa ser 10 años peor, ni tener 10 años de menor valor.

¿Es posible considerar a la vejez como una situación deseable o temible? …

Kastenbaun realizó un estudio en 4000 personas y encontró que los hombres y las mujeres de edad avanzada manifestaron sentir tanta satisfacción por la vida como los jóvenes. Los ingresos, la educación y el empleo fueron indicadores de la satisfacción por la vida. Por lo tanto tener un estilo de vida activo con ingresos económicos y empleo ayudará a continuar teniendo satisfacciones en la vida. Decía Jeanne Liberman tenemos que sacarle jugo a la vida hasta el último segundo.

Tenemos que prepararnos a entrar en la vejez con una mente provista de conocimientos, ideas y experiencias exitosas anteriores.

Sin embargo algunos otros no aceptan sentimientos negativos. Aparentan una imagen lúcida, para evitar ser compadecidos, niegan admitir el fracaso o agobiar a otros con sus problemas por temor a ser una carga para sus familiares, amigos o vecinos y que por consiguiente puedan ser rechazados, aislados o abandonados.

En otro estudio realizado en España acerca de mitos y realidades de la vejez que exploró las diferencias y desigualdades sociales que se presentan en la edad avanzada reportaron los siguientes hallazgos:

Los grupo de adultos mayores tanto mujeres como hombres son los menos valorados, siendo aun las mujeres las menos valoradas, mientras que los grupos que obtuvieron mejor valoración en la sociedad fueron los adultos y jóvenes del sexo masculino.

La mayoría opinó que la mejor edad de la vida está en la década de los 20 años, y la peor edad se considera los 60 años.

La mayoría reportó que la vejez comienza a los 60 años tanto para los hombres como para las mujeres.

Finalmente se consideró a la jubilación como una de las condiciones que imprimen una mayor desigualdad en la vejez, y que por lo tanto la jubilación debe relacionarse más con capacidades físicas y mentales y no con la edad.

CONCEPTO DE MUERTE EN LA VEJEZ.

En un estudio que realizamos en población de edad avanzada en una Institución de enfermos crónicos, exploramos el concepto de la muerte, ¿Cómo definen la muerte? Que significado tiene para ellos la muerte, y los resultados que obtuvimos están relacionados con los hallazgos de los otros autores: la mayoría de nuestros pacientes relacionaban a la muerte con Dios, con la religión, para muchos la muerte significaba estar cerca de Dios, cerca del ser supremo, cerca de la Virgen y de los Santos.

Por otra parte ya señalamos que el adulto mayor quizás sea el único que tenga conciencia de su propia mortalidad.

Hipócrates dijo: «Los viejos no tienen miedo a la muerte, pero tienen miedo a como van a morir». ¿Los viejos tienen miedo a la muerte? Es una pregunta difícil de contestar y ha sido abordada por algunos investigadores como Kastenbaun, Strauss y otros, y han sido un tanto contradictorios los resultados de las investigaciones.

En nuestro estudio nos encontramos que el 90% de nuestros pacientes geriátricos no tienen miedo a la muerte, sin embargo le tienen miedo a la soledad, al dolor y a la oscuridad, predominando más el morir solos.

Algunos autores nos indican que la angustia que sienten puede estar relacionada con su vida anterior, si hubo satisfacciones, serán menores la angustia y sus miedos, pero de lo contrario si su vida esta vacía y no hubieron satisfacciones habrá mucha angustia y miedo.

Por lo tanto en el acompañamiento del paciente terminal de edad avanzada, tenemos que conocer muy bien su historia anterior y donde debemos incluir el conocimiento profundo de sus pérdidas anteriores. ¿Cómo las manejó? y si aún no ha elaborado el duelo de las mismas.

Dr. Felipe Martínez Arronte

 

A cerca de Dios

Si Dios fuera una mujer

                               ¿y si Dios fuera una mujer?
                                                             -Juan Gelman
 
¿Y si Dios fuera mujer?
pregunta Juan sin inmutarse,
vaya, vaya si Dios fuera mujer
es posible que agnósticos y ateos
no dijéramos no con la cabeza
y dijéramos sí con las entrañas.
 
Tal vez nos acercáramos a su divina desnudez
para besar sus pies no de bronce,
su pubis no de piedra,
sus pechos no de mármol,
sus labios no de yeso.
 
Si Dios fuera mujer la abrazaríamos
para arrancarla de su lontananza
y no habría que jurar
hasta que la muerte nos separe
ya que sería inmortal por antonomasia
y en vez de transmitirnos SIDA o pánico
nos contagiaría su inmortalidad.
 
Si Dios fuera mujer no se instalaría
lejana en el reino de los cielos,
sino que nos aguardaría en el zaguán del infierno,
con sus brazos no cerrados,
su rosa no de plástico
y su amor no de ángeles.
 
Ay Dios mío, Dios mío
si hasta siempre y desde siempre
fueras una mujer
qué lindo escándalo sería,
qué venturosa, espléndida, imposible,
prodigiosa blasfemia.

 

Me encanta Dios.
Me encanta Dios. es un viejo magnífico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega, y aveces se le pasa la mano y nos rompe una pierna o nos aplasta definitivamente. Pero esto sucede porque es un poco cegatón y bastante torpe con las manos.
Nos ha enviado a algunos tipos excepcionales como Buda, o Cristo, o Mahoma, o mi tía Chofi, para que nos digan que nos portemos bien. Pero esto a él no le preocupa mucho: nos conoce. Sabe que el pez grande se traga al chico, que la lagartija grande se traga a la pequeña, que el hombre de traga al hombre. Y por eso inventó la muerte: para que la vida – no tú ni yo – la vida, sea para siempre.
Ahora los científicos salen con su teoría del Big Bang… Pero ¿que importa se el universo se expande interminablemente o se contrae? Esto es asunto sólo para agencias de viajes.
A mi me encanta Dios. Ha puesto orden en las galaxias y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas. y es tan juguetón y travieso que el otro día descubrí que ha hecho- frente al ataque de los antibióticos- !bacterias mutantes¡
Viejo sabio o niño explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo de carne y hueso, hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble.
Mueve una mano y hace el mar, y mueve la otra y hace el bosque. Y cuando pasa por encima de nosotros, quedan las nubes, pedazos de su aliento.
Dicen que a veces se enfurece y hace terremotos, y manda tormentas, caudales de fuego, vientos desatados, aguas alevosas, castigos y desastres. Pero esto es mentira. Es la tierra que cambia- y se agita y crece- cuando Dios se aleja.
Dios siempre está de buen humor. Por eso es el preferido de mis padres, el escogido de mis hijos, el más cercano de mis hermanos, la mujer mas amada, el perrito y la pulga, la piedra mas antigua, el pétalo mas tierno, el aroma más dulce, la noche insondable, el borboteo de luz, el manantial que soy.
A mi me gusta, a mi me encanta Dios. Que Dios bendiga a Dios.

 

Preguntitas sobre Dios
(Atahualpa Yupanqui)


Un día yo pregunte:
¿Abuelo, donde esta Dios?
Mi abuelo se puso triste,
y nada me respondió.

Mi abuelo murió en los campos,
sin rezo ni confesión.
Y lo enterraron los indios
flauta de caña y tambor.

Al tiempo yo pregunté:
¿Padre, qué sabes de Dios?
Mi padre se puso serio
y nada me respondió.

Mi padre murió en la mina
sin doctor ni protección.
¡Color de sangre minera
tiene el oro del patrón!

Mi hermano vive en los montes
y no conoce una flor.
Sudor, malaria, serpientes,
es la vida del leñador.

Y que nadie le pregunte
si sabe donde esta Dios.
Por su casa no ha pasado
tan importante señor.

Yo canto por los caminos,
y cuando estoy en prisión
oigo las voces del pueblo
que canta mejor que yo.

Hay un asunto en la tierra
más importante que Dios.
Y es que nadie escupa sangre
para que otro viva mejor.

¿Qué Dios vela por los pobres?
Tal vez sí, y tal vez no.
Pero es seguro que almuerza
en la mesa del patrón.

 

 

Los amorosos

Los amorosos

Los amorosos callan.
El amor es el silencio más fino,

el más tembloroso, el más insoportable.

Los amorosos buscan,

los amorosos son los que abandonan,

son los que cambian, los que olvidan.

Su corazón les dice que nunca han de encontrar,

no encuentran, buscan.

Los amorosos andan como locos
porque están solos, solos, solos,

entregándose, dándose a cada rato,

llorando porque no salvan al amor.

Les preocupa el amor. Los amorosos

viven al día, no pueden hacer más, no saben.

Siempre se están yendo,

siempre, hacia alguna parte.

Esperan,

no esperan nada, pero esperan.

Saben que nunca han de encontrar.

El amor es la prórroga perpetua,

siempre el paso siguiente, el otro, el otro.

Los amorosos son los insaciables,

los que siempre —¡qué bueno!— han de estar solos.

Los amorosos son la hidra del cuento.
Tienen serpientes en lugar de brazos.

Las venas del cuello se les hinchan

también como serpientes para asfixiarlos.

Los amorosos no pueden dormir

porque si se duermen se los comen los gusanos.

En la obscuridad abren los ojos
y les cae en ellos el espanto.

Encuentran alacranes bajo la sábana
y su cama flota como sobre un lago.

Los amorosos son locos, sólo locos,
sin Dios y sin diablo.

Los amorosos salen de sus cuevas
temblorosos, hambrientos,

a cazar fantasmas.

Se ríen de las gentes que lo saben todo,

de las que aman a perpetuidad, verídicamente,

de las que creen en el amor como en una lámpara de inagotable aceite.

Los amorosos juegan a coger el agua,
a tatuar el humo, a no irse.

Juegan el largo, el triste juego del amor.

Nadie ha de resignarse.

Dicen que nadie ha de resignarse.

Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.

Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
la muerte les fermenta detrás de los ojos,

y ellos caminan, lloran hasta la madrugada

en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.

Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,
a mujeres que duermen con la mano en el sexo, complacidas,

a arroyos de agua tierna y a cocinas.

Los amorosos se ponen a cantar entre labios

una canción no aprendida

Y se van llorando, llorando

la hermosa vida.

 

 

JAIME  SABINES