Los científicos no se cansan de afirmar que el sexo retrasa el envejecimiento. Un reciente estudio australiano ha demostrado que aquellos que mantienen relaciones al menos cuatro veces por semana, se sienten diez años más jóvenes que los que no lo practican con asiduidad.

“Más allá del placer que genera la relación sexual, hay que destacar que el sexo libera las anfetaminas naturales del cuerpo, ayuda a limpiar el sistema linfático y produce el mismo estado de estrés bueno que se nota cuando se practica algún deporte”, aclara el sexólogo español, Salvador Guerra Parra.

Para confirmar de manera concluyente la relación beneficiosa entre el sexo y la salud, investigadores ingleses han efectuado un estudio que incluyó a 918 varones entre 45 y 59 años. Se les efectuó una historia clínica, un chequeo médico y se los interrogó acerca de la frecuencia de su actividad sexual.

Tras diez años de seguimiento, se llegó a la conclusión de que, cuanto más alta era la “frecuencia orgásmica”, más posibilidades tenían de estar saludables y la probabilidad de morir era de un 50 por ciento menor. “Hacer el amor al menos tres veces por semana alarga la expectativa de vida un promedio de diez años”, asegura el psicólogo escocés David Weeks, investigador de un Hospital de Edimburgo.

Según estos datos, avalados por otros estudios que demuestran cifras similares, la práctica habitual hace que el cuerpo alcance un entrenamiento físico y fisiológico similar al que se logra cuando se practica algún deporte.

Durante la relación sexual, los cuerpos fabrican un poderoso cóctel de hormonas, adrenalina y cortisol, que tiene un impacto altamente positivo en el organismo”, explica Guerra Parra.

Los científicos recomiendan mantener desde joven una sana actividad sexual. “Con la edad todo cambia y el cuerpo no es el mismo a medida que van pasando los años, pero no existe razón para que una persona de avanzada edad no tenga una vida sexual plena. Es más, los cambios físicos y hormonales aseguran un mayor disfrute en la gente ya mayor”, comenta Guerra Parra 

Las propiedades beneficiosas del sexo, comprobadas que rejuvenecen son

–         Mejora la circulación sanguínea. La sangre fluye con más rapidez a todos los órganos

–         Embellece la piel y el cabello. Sobre todo en las mujeres debido a la mayor cantidad de estrógenos.

–         Termina con el dolor de cabeza. Cuando duele la cabeza lo mejor es hacer el amor ya que la tensión de los vasos cerebrales se puede reducir por completo.

–         Favorece las defensas.  Se evitan así infecciones y caer en enfermedades.

–         Mejora los dientes. La segregación de la saliva hace que disminuyan las sustancias ácidas que predisponen a caries y problemas bucales.

–         El sexo frecuente incrementa la capacidad mental.

–         Permite descansar mejor por la noche.

–         Adelgaza. Durante el sexo se pueden quemar entre 200 a 400 calorías

 

www.enplenitud.com

Anuncios