Archive for 26 septiembre 2008

Metafísica y oraciòn

LA LEY DE LA ORACIÓN. LA ADORACIÓN CEREMONIAL

 

martes, 16 de septiembre de 2008

–SAINT GERMAIN-

<<En cada ciclo de dos mil años una Religión es evoluciona­da por las Inteligencias que representan la Cabeza Divina por ese período. Esta religión está basada en las tendencias natura­les de las corrientes de vida que serán el punto focal para el establecimiento y mantenimiento de la cultura espiritual de esa Era. Esta adoración religiosa está también basada en las emana­ciones beneficiosas específicas, que el Chohán del Rayo desea liberar a través de las inteligencias vivas, en evolución, durante ese período.

 

 

Al entrar en el ciclo de dos mil años del Séptimo Rayo, estamos comenzando a poner en movimiento el tipo de adora­ción religiosa que se convertirá en la actividad predominante de las masas en el futuro. Esta adoración incluirá todas las mejores expresiones de las religiones anteriores, al igual que ese fresco y nuevo ímpetu de las directrices del Chohán de la Nueva Era se moverá para su desarrollo.

En su principio, esas corrientes de vidas que se han ofreci­do en forma voluntaria para Ayudarme, serán los primeros en responder a las Nuevas vibraciones. Más tarde, cuando los fun­damentos hayan sido establecidos y los bellos rituales y cere­monias desarrollados, un mayor número de personas se unirán en la participación de estos inspiradores servicios.

INVOCACIÓN DEL FUEGO SAGRADO:

El poder magnético para atraer el Fuego Sagrado, se encuentra en el latido de nuestro propio corazón.

Podemos invocar el Fuego Sagrado, a los Maestros y a los Seres Angelicales a través del poder de la oración, los decretos, la visualización, la contemplación y del pensamiento y sentir directos (armonizados entre sí). Esto puede hacerse por medio de una canción, mediante el uso de la palabra hablada y ejecutando ciertos rituales que conllevan el uso de aromas naturales de flores y ciertas composiciones musicales de naturaleza espiritual…

El privilegio y la responsabilidad del Director es el de uni­ficar la conciencia del grupo a través de visualizaciones dirigi­das, decretos, canciones e invocaciones de los poderes del Fuego Sagrado.

La unificación de la energía liberada por cada individuo

del grupo en una forma colectiva para el ceremonial, forma la fuerza de ese grupo para con la Causa de la Hermandad. Este Pensar y Sentir en forma colectiva determina la cantidad de energía espiritual que lleva a la Tierra para disipar el mal y poner en movimiento nuevas causas para el progreso del mundo. La habilidad del Director para obtener y mantener el interés del grupo al igual que la cooperación de cada unidad individual determina la eficacia del Servicio.

La energía que es liberada a través de un sentimiento de deber o de miedo, es prácticamente nula en el trabajo del Maes­tro. La energía felizmente dada es la esperanza del Cielo.

Cada corriente de vida que ha demostrado el suficiente interés en las actividades del grupo para asistir a las reuniones, encontrará que está contribuyendo más libremente a través de alguno de sus cuerpos internos que a través de otros (mental, emocional, etérico y físico y en muy raras ocasiones por el Mental Superior). Cada persona debe examinar imparcialmente su propio desarrollo y si encuentra cual de sus cuerpos (mental, etéreo, emocional o físico) es su más vago vehículo, él deberá esforzar­se en encaminar a este particular cuerpo, a una mayor obedien­cia a través de dirigirlo a cooperar con esa porción del servicio que le es más tedioso. Aquí todos los cuerpos de los individuos deben ser tratados como niños.

El Director también debe esforzarse a darles a todos los cuerpos igual oportunidad para servir y no dejarse influenciar por aquél que él ha desarrollado, ya que de hacerlo, sería en detrimento de los otros miembros del grupo que podrían perder la oportunidad de servir en la reunión, debido a que a sus más desarrollados vehículos les ha sido negada la oportunidad de expresarse.

Por ejemplo, a muchas personas les encanta la actividad física y pueden participar alegremente en canciones y decretos, pero son mentalmente vagos o sin desarrollar y se ofuscan durante el tiempo en que el cuerpo mental debería estar ayu­dando a constituir la Cabeza Protectora, sacada de la Sustan­cia Mental Universal. Otros derivan gran placer de la música instrumental, pero se rebelan al esfuerzo físico requerido para decretar;

Durante un esfuerzo cooperativo, es mucho mejor el tener una actividad que dure alrededor de quince minutos y que la misma se mantenga "viva" que una más larga, que esfuer­ce los cuerpos sin desarrollar de los individuos del grupo. Me­diante el cambio del tipo de servicio en el cual se requiere la cooperación del cuerpo físico, tal como el cantar o decretar, a una en que se requiera la cooperación de otro de los cuerpos, un mayor servicio puede ser rendido en vez de mantener a los estudiantes, demasiado rato, en un tipo particular de Servicio.

La Adoración Ceremonial es el uso balanceado de todas las facultades, poderes y vehículos de las corrientes vitales armoniosamente unidos y utilizados para sacar, enfocar y dirigir la energía a crear nuevas causas para el Bien y disolver todas las de naturaleza inarmoniosa>>.

Los requisitos primarios para un servicio eficaz según Saint Germain son:

1. El apaciguamiento de los cuerpos físicos e internos de los participantes a través del uso de composiciones musicales de naturaleza tranquila e inspirativa. (Esto permite que los miembros de la Hueste Angelical preparen los cuerpos internos de los estudiantes para que reciban la mayor bendición posible y que eleve al individuo a su más alto potencial de servicio para con el grupo y la Inteligencia Maestra que está presente y trabajando con el grupo).

2. La purificación de los cuerpos y auras de los estudian­tes, del Director y de la atmósfera que va a formar el foco a través del cual la energía espiritual va a ser sacada mediante la invocación de los Poderes del Fuego Sagrado y mediante el uso de los decretos.

3. La protección de los estudiantes y del lugar "de reu­nión, el cual va a ser el Cáliz para la dirección de esas energías espirituales que proceden de las Octavas Su­periores. Esta protección es establecida mediante el uso de los centros creativos (Pensar y Sentir) de cada individuo, enfocados y concentrados según las ins­trucciones del Director.

4. El reconocimiento del Poder de Dios enfocado a través de cada participante, que es la autoridad mediante la cual la energía es puesta en movimiento y dirigida hacia sus efectos beneficiosos.

5. La aceptación de la Presencia y del acceso a la Hueste Ascendida de Luz, las Huestes Angelicales, Dévicas, Querúbicas y Serafínicas como colaboradores cons­cientes de la Actividad del trabajo del grupo.

LA ORACIÓN.

La oración es el pensamiento más puro y más alto que se puede pensar. Es polarizar la mente en el grado más altamente positivo. Son vibraciones de luz que lanzamos cuando oramos, o sea, cuando pensamos en Dios. Esas vibraciones tienen que transformar instantáneamente, en perfecto y bello, todas las condiciones oscuras que nos rodean, como cuando se lleva una lámpara a una habitación que esté en tinieblas. Siempre que el que esté orando piense y crea que ese Dios a quien le pide es un Padre amoroso que desea dar todo lo bueno a su hijo. En ese caso, Dios siempre “atiende”. No vuelvas a olvidar jamás que la voluntad de Dios para ti es el bien, la salud, la paz, la felicidad, el bienestar, todo lo bueno que Dios ha creado. Aquel que no marcha con la ley se castiga él mismo.

LO QUE PIENSAS SE MANIFIESTA, DE MANERA QUE APRENDE A PENSAR CORRECTAMENTE Y CON LA LEY PARA QUE SE MANIFIESTE TODO LO BUENO QUE DIOS QUIERE PARA TÍ.

San Pablo dijo que Dios está más cerca de nosotros que nuestros pies y nuestras manos, más aún que nuestra respiración; de manera que no hay que pedirle a gritos que nos oiga. Basta con pensar en Dios para que ya comience a componerse lo que parece estar descompuesto. Dios nos conoce mejor de lo que nos podemos conocer nosotros. Sabe por qué actuamos de esta o aquella manera, y no espera que nos comportemos como santos cuando apenas estamos aprendiendo a caminar en esta vida espiritual. Si nuestras acciones, pensamientos y sentimientos, son parte de nuestro trabajo divino, recibiremos ayuda.

Alcione: <<Entras tú en el sendero porque has aprendido que sólo en él puedes encontrar aquellas cosas que merecen ser alcanzadas>>

Colaboración: Dr.Jose Ricardo Avila Meraz < isdhip@hotmail.com Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla >

Anuncios

Religión y Cienciologia

 

 

 VI. III. DIANÉTICA: EL GÉNESIS DE CIENCIOLOGÍA

En mayo de 1950, cuando el señor L. Ronald Hubbard presentó por primera vez el prospecto de Dianética, del cual se desarrolló Cienciología posteriormente, no había indicación de que él estaba proponiendo un patrón de creencia y práctica religiosa, o de que su adherentes llegarían a describirse y organizarse como una Iglesia.
 

VI. IV. LA CURACIÓN MENTAL Y LA RELIGIÓN

La práctica terapéutica, sin embargo, a menudo ha manifestado un potencial para adquirir afiliaciones metafísicas y religiosas, así como se puede ver, en diversas formas, en la Ciencia Cristiana, el movimiento del Nuevo Pensamiento y las técnicas de yoga. Por otra parte, las religiones reconocidas a veces han desarrollado actividades especialistas que tienen que ver con la curación, sobre todo la curación mental, y las iglesias principales a veces tienen departamentos organizados para este fin. Dianética no invocó ningún principio religioso al principio, pero a medida que se elaboró la legitimación teórica para la práctica, se fue reconociendo cada vez más una dimensión metafísica, y algunas de las ideas planteadas llegaron a ser descritas en términos que eran distintivamente religiosos en su implicación.

VI. V. CÓMO EVOLUCIONAN LAS RELIGIONES

Todas las religiones son un producto de la evolución. Ninguna religión ha nacido como un sistema cabal de creencia y práctica en determinado momento del tiempo. En este sentido, Scientology no es ninguna excepción: una religión se desarrolló de un cuerpo de teoría terapéutica. Sería imposible decir cuándo el propio cristianismo se convirtió en una religión, habiendo empezado con una colección informal de exhortaciones éticas y alguno que otro milagro; llegando a convertirse en movimiento popular entre los galileos; convirtiéndose poco a poco en secta judía; y luego convirtiéndose en una religión con sus propias características. Aún así, tomo siglos para que sus doctrinas fueran formuladas por completo, y su práctica ritual ha seguido experimentado cambios frecuentes. En los movimientos de las épocas más recientes, el proceso de evolución hacia una religión es aún más claramente evidente. Los orígenes de la Iglesia Adventista del Séptimo Día se remontan a la creencia muy difundida del muy temprano advenimiento de Jesucristo que ocurrió entre los bautistas, presbiterianos, metodistas y otros en la parte norte del estado de Nueva York en la década de 1830; la Iglesia llegó a formarse sólo en 1860. En forma similar, varias décadas pasaron luego de la primera experiencia (de las hermanas Fox) en los "golpecitos" en Hydesville (supuestamente mensajes del "mundo de los espíritus") antes de que se formara una iglesia espiritualista. En forma similar, Mary Baker Eddy había experimentado por años con sistemas de curación mental antes del "descubrimiento" de su cura mental en 1866, y aún por muchos años después de esa fecha, ella pensó que sus sistema sería incorporado en las principales iglesias en vez de convertirse en la base de la Iglesia de Cristo Científico, la cual ella fundó en 1875. Los pentecostalistas experimentaron los carismas del habla en lenguas desconocidas, la profetización, curaciones y otros "obsequios" desde el año de 1900, pero iglesias separadas del Pentecostés se formaron apenas lentamente en el curso de las dos décadas siguientes. Ninguno de estos movimientos, todos los cuales se convirtieron en distintas religiones, empezaron de esa forma; tampoco lo hizo Scientology.

VI. VI. LA DOCTRINA DE Scientology: EL DESARROLLO DE LO METAFÍSICO

Aunque incurra en alguna repetición en lo que sigue, es necesario exponer en términos amplios una declaración comprensiva de las enseñanzas principales de Scientology e indicar la medida en la cual estos principios de creencia constituyen un sistema religioso coherente. Cienciología evolucionó de Dianética, un sistema terapéutico con un enfoque más estrecho. Se ha sugerido que este término era una combinación de dia y nous, mente o alma, y constituía de esa forma, si bien al principio no totalmente conscientemente, una perspectiva religiosa. Con la incorporación de Dianética dentro del marco más amplio de Scientology, se expresa un concepto más extenso que hizo evidente la naturaleza fundamentalmente religiosa de esta filosofía. Si bien la aplicación inmediata de Dianética se encontraba ­así como las enseñanzas de Cristo durante su vida­ en la esfera de la curación mental, el propósito de las enseñanzas subsecuentes, las cuales explicaron y promovieron aquella actividad terapéutica, implicaban una creciente comprensión de ideas y valores espirituales.

 

VI. VII. LA DOCTRINA DE Scientology: EL THETÁN
Y LA MENTE REACTIVA

El postulado básico de Scientology es que el hombre es de hecho una entidad espiritual, un thetán que ocupa sucesivamente cuerpos humanos materiales. El thetán es una expresión individual de theta, lo cual se entiende que es la vida o la fuente de la vida. Definido informalmente, el thetán es el alma, pero es además la verdadera persona, la identidad continua y persistente que transciende el cuerpo que habita. Se dice que es inmaterial e inmortal, o que por lo menos tiene la capacidad de ser inmortal y de tener un potencial creativo infinito. No es parte del universo físico; pero tiene la capacidad latente de controlar ese universo, el cual consta de Materia, Energía, Espacio y Tiempo (MEST, del inglés Matter, Energy, Space, Time). Se considera que los thetanes crearon el mundo material más que nada para su propio placer (lo que de hecho también podría decirse sobre la creación del mundo por el Dios cristiano). Se sostiene que, en determinado momento hace mucho tiempo, los thetanes se convirtieron en víctimas de su propia participación en MEST, llegando a ser atrapados por el mismo y permitiendo que su creación limitara sus propias habilidades y circunscribiera su esfera de operaciones. De ahí que las actividades y logros del hombre en el mundo material actual no llegan, ni mucho menos, a alcanzar su potencial; él está abrumado por sus incontables enmarañamientos en el pasado con MEST, y éstos son grabados en una mente reactiva que responde irracional y emocionalmente a cualquier cosa que hace evocar pasadas experiencias dolorosas y traumáticas (que él ha sufrido o causado a otros). La mente reactiva funciona en desafío de esa capacidad para controlar, la cual, si él pudiera recapturar sus verdaderas habilidades espirituales innatas, hubiera podido haber ejercido sobre su cuerpo y su ambiente. Si bien el hombre es considerado como fundamentalmente bueno y tanto deseoso como capaz de la supervivencia, su pasada pérdida de habilidades lo ha convertido en una especie en peligro.

VI. VIII. LA DOCTRINA DE Scientology: LA
REENCARNACIÓN Y EL "KARMA"

Se cree que los thetanes han ocupado incontables cuerpos a lo largo de eones de tiempo. De ahí que Scientology aboga una teoría que, si bien difiere en sus detalles, comparte suposiciones importantes con la teoría de la reencarnación según es afirmada en el hinduismo y el budismo. El énfasis cienciológico en la importancia de consecuencias presentes (o futuras) de acciones pasadas se asemeja al concepto de karma. Efectos desfavorables resultan de "actos hostiles" (actos dañinos) que son un aspecto del enmarañamiento con el universo material. Lo ideal para el thetán es mantener una acción racional y estar "en causa" sobre los fenómenos: es decir, determinar el curso de eventos en el ambiente inmediato. La idea tiene analogías evidentes con el concepto oriental de crear buen karma para el futuro por medio de acciones sanas, aunque los cienciólogos no usan estos términos o conceptos. Los eventos de vidas pasadas afectan al presente, pero, por medio de las técnicas desarrolladas en Scientology, estos eventos son evocados, enfrentados, y las fuentes específicas de los problemas actuales pueden ser localizadas en estos eventos. Es ésta facilidad la que provee la base para la curación espiritual, es decir, que provee la oportunidad para alterar los efectos "karmáticos" de acciones pasadas.

 

Fragmentos tomados de “Delineación de Cienciología como religión” Bryan Wilson Dr en Filosofía

Tipos de Terapia

 

Psicoterapia Cognitiva

 

 

 

 

En este apartado  deberé detenerme a los efectos de explicitar diversos aspectos inherentes al enfoque de la corriente cognitiva.

Teoría de la terapia Cognitiva

La terapia cognitiva es un proceso de resolución de problemas basado en una experiencia de aprendizaje. El paciente con la ayuda y colaboración del terapeuta, aprende a descubrir y modificar las ideas y pensamientos que le causan sufrimiento. Como meta inmediata, se plantea modificar la predisposición sistemática del pensamiento, que tiende a producir ciertos sesgos cognitivos llamados distorsiones cognitivas.

Existen tres clases de distorsiones cognitivas:
1.- sobre sí mismo.
2.- sobre el entorno.
3.- sobre el futuro.

Podemos entender a las distorsiones cognitivas como errores en la lógica, dado que a pesar de la ausencia de evidencia suficiente, quien padece de depresión por ejemplo, tiende a valorar sus experiencias siempre negativamente.

Desde la teoría de la terapia cognitiva se sostiene que la percepción y la estructura de las experiencias determinan las emociones y conductas de la persona.

Esas estructuras organizadas de la experiencia, conforman los esquemas cognitivos, los que se refieren a creencias que predisponen al individuo  a un estado de vulnerabilidad psicopatológica. Estos esquemas, forman una especie de reglas básicas que sirven de guía a la conducta del individuo.

Los esquemas por lo tanto son estructuras cognitivas profundas que contienen las reglas básicas para escoger, filtrar y codificar la información proveniente del entorno. Son aprendidos y pueden derivarse de las experiencias infantiles, reglas familiares o actitudes de los padres o de figuras representativas. La persona desarrolla estructuras cognitivas que canalizan su experiencia del mundo y de sí mismas.

El enfoque de la Terapia Racional Emotiva Conductual (TREC)

 

 

El Dr. Albert Ellis desarrolló la TREC, siendo este enfoque terapéutico cognitivista algo más racional que el de la terapia cognitiva  desarrollado por Aaron Beck. Sin embargo, existen muchos puntos de contacto entre ambos enfoques.

Ellis afirma que los seres humanos funcionan en tres dimensiones que se interrelacionan entre sí, es decir que cada dimensión afecta a las demás en forma continua, retroalimentando esta relación. Las dimensiones que plantea son:
– Pensamiento.
– Sentimiento.
– Acción o conducta.

Muchas veces escuchamos a las personas decir:
– La computadora funciona lento y "eso" me causa ansiedad.
– "No haber aprobado" esta materia me pone mal , "eso" me deprime.
– Tener que hablar frente a la clase "me da" mucho miedo.
– La inconducta de los alumnos, "me altera, afecta mis nervios".
Las frases como las citadas, son reflejo de circunstancias externas que en forma directa son causantes de la manera en que nos sentimos. Si esquematizamos lo anterior tendríamos que:

A
Situación o circunstancia
(experiencias activadoras)
Supuestamente producen en forma directa

C
Sentimientos; Emociones y Conductas

Ellis, quién desarrolla el esquema ABC, desde el enfoque de la TREC, elabora un nuevo método de abordaje psicológico en el tratamiento de los problemas emocionales, proponiendo una manera distinta de entender las emociones y conductas de las personas.

Desde la Terapia racional emotiva conductual, se parte de que a causa de nuestras tendencias naturales y aprendidas, somos nosotros mismos quienes controlamos nuestra emocionalidad, a través de nuestros valores y creencias; es decir que según nuestra forma de interpretar y valorizar los elementos y acontecimientos de nuestra vida, elegimos las acciones a llevar a cabo.

La teoría de la TREC considera que lo expresado en el esquema anterior donde A conduce a C, no es correcto ya que C (emociones y conducta) no proviene automáticamente de A (situación o circunstancia) sino que son producto del punto B que está formado por nuestras creencias, interpretaciones, pensamientos, actitudes y valorizaciones que hacemos a partir de A. Esto es lo que Ellis plantea como  modelo ABC de la Terapia racional emotiva conductual, para dar una explicación tanto de las emociones como de las conductas de las personas.
Por lo expuesto el esquema, quedaría expresado de la siguiente manera.

 www.mailxmail.com

Engramas y algunos padecimientos

¿Qué enfermedades producen

los engramas?

Los engramas producen "cositas" como esquizofrenia, paranoia, autismo, epilepsia, parálisis, artritis, tartamudez, trastornos coronarios y de la vesícula biliar, amnesia, ceguera y sordera histérica, miopía, anorexia, bulimia, mareos, caries dentales, alcoholismo, drogadicción, insomnio, impotencia sexual, dolores de cabeza, depresión, y, claro está, todas las enfermedades catalogadas y a catalogarse en el futuro por la psiquiatría.

Por supuesto, sería absurdo afirmar que todas las enfermedades son psicosomáticas, puesto que existen formas de vida llamadas microbios, cuyas metas son también la supervivencia, pero cabe señalar que la restimulación crónica de los engramas reduce las defensas del organismo.

Todo el mundo posee mente reactiva. Ningún ser humano, examinado en cualquier parte, se encontró exento de ella o libre del contenido aberrativo de su banco de engramas[5].

Ésta es la mente que hizo que Calígula nombrara a su caballo para un puesto en el gobierno, o que César mandara cortar la mano derecha de miles de galos.

Ésta es la mente que hace que alguien encuentre gratificación sexual mirando actos eróticos o de desnudez o los genitales a quienes ignoran ser vistos (voyeurismo).

Ésta es la mente que hace que alguien encuentre placer en comer heces (coprofilia) o que se sienta compulsionado a transformarse en el sexo opuesto, aunque tenga que recurrir a medios quirúrgicos (transexualismo).

Ésta es la mente que hace que un individuo tenga acceso carnal con animales (zoofilia) o exponga sus genitales en público para conseguir gratificación sexual (exhibicionismo).

Ésta es la mente que hace que un hombre se avenga a ser humillado, atado, golpeado o torturado por cualquier medio para poder excitarse sexualmente (masoquismo) o que se sienta impulsado a infligir sufrimiento físico o psicológico a otro ser humano con el propósito de satisfacerse, inclusive causándole la muerte (sadismo).

Ésta es la mente que hace que alguien pida la implantación de la pena de muerte o que una multitud encuentre placer en presenciar ejecuciones públicas, corridas de toros, el propio boxeo o los funerales.

Ésta es la mente que provoca desastres en las canchas de fútbol, la que mantiene la amenaza de la guerra, la que hace que la política sea irracional, que el marido golpee a la esposa o que la madre castigue a sus hijos.

Esta es la mente que hace gritar a los oficiales superiores o llorar a los niños por miedo a la oscuridad. Ésta es la mente que hace que un hombre suprima sus esperanzas, la que mantiene sus apatías, la que le da indecisión cuando debería actuar y la que lo mata antes de que haya comenzado a vivir.

Si alguna vez hubo un diablo, éste fue el que inventó la mente reactiva.

Consecuencias de la eliminación

de los engramas

¿Qué sucede cuando se eliminan los engramas de la mente reactiva? Pues que el esquizofrénico finalmente se enfrenta a la realidad, el maníaco-depresivo se lanza a lograr cosas, el neurótico deja de aferrarse a libros que le dicen cuánto necesita su neurosis y empieza a vivir, la mujer deja de pegarles a sus hijos, el marido no pelea más con su esposa y el dipsómano puede beber cuando quiera sin ser atrapado por el vicio.

Eliminándose los engramas de la mente reactiva la artritis se desvanece, la miopía mejora, la enfermedad cardíaca disminuye, el asma y los dolores de cabeza desaparecen, los estómagos funcionan correctamente, y todo el catálogo de enfermedades mentales de la psiquiatría, incluyendo, por supuesto, la homosexualidad y todas las perversiones sexuales, se van para no volver jamás.

Esto no es teoría, son hechos científicos. La circunstancia, por cierto muy lamentable, de que la medicina en general y la psiquiatría en particular lo ignoren, no los hacen menos ciertos.

La mente reactiva y su contenido engrámico es la única fuente de la aberración humana, entendiéndose por "aberración" cualquier desviación del pensamiento o del comportamiento racional, es decir, lo opuesto a la cordura, como las enfermedades mentales o la delincuencia.

Se ha probado, más allá de toda duda, durante casi medio siglo, en millones de casos en todo el mundo, debidamente documentada, que no hay ninguna otra fuente.

Cuando se descarga el banco de engramas, todos los síntomas indeseables se evaporan definitivamente y el individuo comienza a actuar óptimamente, con su capacidad y salud a pleno, obrando no sólo para su propia felicidad sino también para la de sus semejantes.

Para concluir, hacemos votos para que estas explicaciones, basadas en los descubrimientos científicos del genial L. Ronald Hubbard, fundador de Dianética y Cienciología, den por explicado muchos padecimientos y aberraciones hasta ahora sin comprensión. La Auditación es el camino a la solución de muchos padecimientos incluyendo los psicosomáticos y sociales.

 

Fragmentos tomados de Horacio Velmont

El Aura y Efecto Kirlian

 

La cámara Kirlian

 

 

 

 

El pomposamente llamado efecto de Kirlian es por cierto real, pero no puede decirse otro tanto de las desenfrenadas especulaciones a las que ha dado lugar entre quienes carecen del conocimiento científico necesario para comprender el fenómeno. Por una parte, los buscadores de lo fantástico y lo oculto vieron en las fotografías Kirlian la demostración patente de la existencia del cuerpo astral, el bioplasma o la energía vital presuntamente superpuesta con el cuerpo físico. Por la otra, vislumbraron la posibilidad de demostrar modificaciones del "bioplasma" en diferentes estados fisiológicos y psicológicos, y también de visualizar la energía que se intercambiaría entre los curadores parapsicológicos y sus pacientes. A continuación, un par de ejemplos en los que estas especulaciones se transmutan en "hechos científicamente demostrados".

"De los innumerables experimentos con plantas, animales y seres humanos, emergió una teoría. [Los científicos] decidieron que la energía que rodeaba a los organismos vivos estaba compuesta de electrones, protones y quizás otras partículas ionizadas y en estado de excitación. No se trataba de un caos sino de una unidad autosuficiente, un cuerpo de energía… Aquello podía ser la explicación científica del aura o "cuerpo etéreo". Se especuló con la posible utilización del método para ampliar nuestro conocimiento del universo, para el diagnóstico médico precoz, especialmente del cáncer… y para muchos otros fines." (Coxhead, p. 163).

Las implicaciones filosóficas [del efecto de Kirlian] eran aún mucho más extraordinarias. Al parecer, las cosas tenían dos cuerpos: el físico, que todo el mundo podía ver, y un segundo "cuerpo energético" que los Kirlian veían en sus fotos [tomadas en campos eléctricos] de alta frecuencia. El cuerpo energético no parecía ser sólo una radiación del cuerpo físico. El cuerpo físico parecía reflejar lo que estaba ocurriendo en el cuerpo energético… Fatiga, enfermedad, estados mentales, emoción, todo deja su impronta definida en el modelo de energía que parece circular continuamente a través del cuerpo humano." (Landsburg, p. 121)

DESCUBRI… MIENTO
En general, los abogados de la salud holística, los ocultistas y los divulgadores poco serios de lo curioso afirman o insinúan las siguientes cosas acerca de las aureolas observadas en las fotografías de Kirlian:

1. Que se trata de un descubrimiento por completo original, sin precedentes en la ciencia occidental.

2. Que es característica exclusiva de los organismos vivos.

3. Que varía predeciblemente con los estados fisiológicos y psicológicos.

4. Que permite conocer si dos personas son "compatibles" o no lo son, según si sus aureolas puedan superponerse en una foto Kirlian.

5. Que el aura de un objeto vivo perdura intacta aunque al objeto le falte una parte.

6. Que el aura es una propiedad intrínseca del organismo vivo.

7. Que tiene trascendental importancia como herramienta de diagnóstico médico.

Todas y cada una de las siete precedentes afirmaciones son falsas. A continuación, las comentaremos una por una.

1. El fenómeno de Kirlian no es un hallazgo original. Se trata de un caso particular de descarga eléctrica en gases, cuyo estudio estaba avanzado ya a fines del siglo XIX. A la temperatura ambiental, existe en un gas cualquiera -incluso el aire- un número ínfimo de iones o partículas con carga eléctrica neta (positiva o negativa). La enorme mayoría de las moléculas que constituyen el gas tienen exactamente igual número de cargas positivas y negativas, de modo que unas y otras se equilibran exactamente; por eso, las moléculas carecen de carga neta. Cuando el gas se expone a un campo eléctrico, los iones positivos y negativos se desplazan con velocidad creciente hacia el lado del campo de signo opuesto (recuérdese que cargas eléctricas de distinto signo se atraen, y de igual signo se repelen). Cuando por azar estos iones acelerados chocan con moléculas sin carga eléctrica neta, las moléculas pueden resultar ionizadas o excitadas. Si la energía transferida por el ión a la molécula es suficiente, la molécula pierde un electrón (carga negativa externa) de modo que ella queda ionizada, o cargada positivamente. Los nuevos iones a su vez se aceleran y repiten el fenómeno (3).

Para el efecto de Kirlian nos interesa más el fenómeno de la excitación. En él, la energía transferida a la molécula no basta para ionizarla, pero sí para desordenar sus electrones. Cuando los electrones espontáneamente se reordenan, devuelven la energía absorbida en el impacto como radiaciones electromagnéticas, que en muchos casos puede percibirse como luz visible, la cual puede también impresionar una placa fotográfica.

Así, la descarga eléctrica en gases se puede observar fácilmente en el laboratorio con un tubo que contenga gas y una fuente eléctrica de frecuencia variable y voltaje elevado. Las terminales de la fuente se conectan a dos conductores llamados electrodos, entre los cuales se produce la descarga. El resultado es muy llamativo e incluso bello para observar. Otro tanto ocurre con el efecto de Kirlian: si la iluminación ambiental es tenue, la aureola luminosa que impresiona la placa es perceptible a simple vista, como un resplandor azulado (en el aire). La única novedad consiste en producir la descarga empleando un objeto particular como uno de los electrodos, y en fotografiar dicho objeto durante el proceso. Sin embargo, ni siquiera esto carecía de antecedentes:

"Ya en 1777, el físico alemán Georg Christoph Lichtenberg describió las huellas dejadas por chispas en el polvo de una placa aislante. A partir de 1851, esas figuras de Lichtenberg quedaron fijadas en la daguerrotipia. ¡Se trataba, evidentemente, hace más de 130 años y más de 80 avant la lettre, de la primera fotografía de Kirlian!" (Broch, p. 69)

En otras palabras, el rebautizado efecto de Kirlian era un fenómeno físico bien conocido en el siglo pasado.

2. El efecto de Kirlian no es exclusivo de los organismos vivos o de los tejidos biológicos, ya que puede producirse también una aureola en torno a objetos inertes como una moneda o un papel. En el libro de Henri Broch se reproduce la fotografía de una hoja de papel impregnada en ácido, que presenta una aureola mucho más intensa que la de una hoja de árbol. En breve, cualquier objeto empleado como electrodo en una descarga de gases dará un halo de Kirlian. Este solo hecho basta para sospechar la naturaleza física del fenómeno.

3. No existe evidencia proveniente de estudios bien controlados que demuestre que, en las personas, el halo de Kirlian varíe con el estado fisiológico, mental o emocional, a menos que tal estado sea acompañado de modificaciones en algunas de las numerosas variables físicas que determinan las características de la descarga. Los investigadores Watkins y Bickel han comprobado experimentalmente la influencia de algunas de las referidas variables (4), hallando que la compleja interacción de los factores físicos y químicos es suficiente para explicar las diferencias entre los halos de Kirlian observados:

"Dedos húmedos, presiones variables, diferente sensibilidad del papel, tiempo de exposición y revelado fueron los responsables de la mayor parte de las variaciones en los halos. Concluímos que no hay necesidad de invocar fenómenos psíquicos (parapsicológicos) para explicar los resultados y no hay evidencia de que las condiciones psíquicas afecten los modelos de halo." (Watkins y Bickel, 1986, p. 255).

4. La idea de que la fotografía de Kirlian pueda determinar la compatibilidad psicológica entre dos personas carece por completo de fundamento. Al parecer, este disparate se originó en una interpretación errónea de un fenómeno real, a saber: si se saca simultáneamente una foto Kirlian de un dedo de la mano de dos personas diferentes, los halos no se superponen. La conclusión apresurada fue que si los halos no se superponen, las personas son incompatibles, mientras que si se superponen son compatibles. Sin embargo, el fenómeno de falta de continuidad en las auras tiene una explicación puramente física. Entre los halos de ambos dedos, existe siempre una zona donde el voltaje es nulo (cero). En esta zona no hay desplazamiento de iones y por ello la emulsión fotográfica no es impresionada. Tan cierto es esto que la zona de separación aparece incluso entre objetos inertes (v.g. dos monedas) e incluso entre dos dedos de la misma mano, que difícilmente sean incompatibles entre sí. ¿Cómo puede ser, entonces, que ciertas fotos Kirlian muestren una superposición de las auras? Simplemente, porque los objetos fotografiados no se han expuesto simultánea sino sucesivamente, de modo que sus halos no se han interferido entre sí.

5. La noción de que el halo conserva intacta su forma aunque al objeto se le corte un pedazo se originó, curiosamente, en una fotografía Kirlian de una hoja vegetal. Sobre esta base experimental tan sólida, los entusiastas de lo paranormal se apresuraron a proponer que la persistencia del "aura bioenergética" podía explicar los llamados dolores del miembro fantasma que sufren algunos amputados. En pocas palabras, el cuerpo astral permanecería intacto a pesar de la mutilación del cuerpo físico.

De manera menos romántica pero más fundada, los neurólogos explican el fenómeno como sigue: tempranamente en la vida, aprendemos a reconocer de qué parte del cuerpo proviene un estímulo. Debido a las conexiones de los nervios que llevan la información sensorial al cerebro, cuando alguno de estos nervios es estimulado en cualquier parte de su trayecto (por ej., eléctricamente), la persona tiene la sensación de que el estímulo fue aplicado en la zona del cuerpo de la cual proviene el nervio. Por lo tanto, la irritación de las fibras nerviosas seccionadas durante la amputación origina sensaciones que se perciben subjetivamente como si proviniesen del miembro faltante. El profesor Robert F. Schmidt lo expone claramente:

"La conciencia de la disposición espacial de nuestros cuerpos está firmemente arraigada en nosotros de un modo sorprendente… Considere, por ejemplo, el hecho de que después de la amputación parcial o completa de un miembro, la gran mayoría de los pacientes siente aún el miembro faltante por largo tiempo, a menudo por el resto de su vida. La ilusión es con frecuencia tan convincente, que el paciente experimenta su miembro fantasma más íntimamente que el [miembro contralateral] restante… A menudo ocurre que aparecen sensaciones somatosensoriales en el miembro fantasma. Desgraciadamente, muchas son desagradables. Hay ocasiones en que el dolor del miembro fantasma es tan intenso que es difícil de aliviar terapéuticamente, y se torna una carga pesada o aun insoportable para el paciente." (5).

Por supuesto que nadie ha demostrado que el halo de Kirlian persiste en un amputado, cosa rara si se piensa en la enorme trascendencia que tendría tal demostración. Los que creen en el bioplasma se contentan con mostrar su hojita con un trozo faltante y un halo completo. En realidad, puede aparecer un halo débil en la zona dañada si la placa sobre la cual se apoya la hoja para fotografiarla queda impregnada de polvo o humedad. Se trata de un artificio producido por malas condiciones experimentales. El famoso efecto del trozo faltante no ha podido reproducirse en condiciones bien controladas.

Por lo demás, la hipótesis paranormal es incoherente en sí misma. En efecto, si es el organismo vivo el que retiene la bioenergía, y el "cuerpo astral" queda intacto tras la mutilación del cuerpo físico, entonces es la planta completa y no su "hoja amputada" la que debería conservar el halo.

6. Por lo que antecede, el lector sagaz se habrá percatado de que el halo Kirlian no es una propiedad intrínseca de la materia en general, ni de los organismos vivos en particular. No es algo que esté en torno a nosotros de manera invisible; es un fenómeno de laboratorio que requiere una fuente de energía eléctrica externa al objeto. Es tal fuente la que origina el campo eléctrico variable que ioniza el aire. Sin un campo eléctrico variable no hay halo de Kirlian. Por lo tanto, dicho halo no se debe a ninguna energía propia de los objetos vivos o inertes. Este solo hecho basta para derribar la compleja torre especulativa sobre la supuesta demostración del cuerpo astral.

Huelga decir que lo dicho no niega en modo alguno la existencia de fenómenos eléctricos en los seres vivos, un tema de activa investigación en biología y medicina. Estos fenómenos tienen escasa amplitud -milésimas de voltio- y generan corrientes del orden de microamperes. Los mecanismos que los generan son bastante bien conocidos (6), y nada tienen que ver con el concepto mágico del bioplasma o el cuerpo astral. Tales fenómenos bioeléctricos virtualmente son incapaces de producir efecto alguno fuera del organismo, debido a su ínfima potencia. De hecho, su registro en la superficie del cuerpo requiere considerable amplificación: electrocardiograma, electroencefalograma, electromiograma.

7. Nuestro último comentario sobre el efecto Kirlian concierne a su potencial uso en medicina como técnica diagnóstica. Tras las cinco décadas transcurridas desde su descripción, no se ha encontrado siquiera una aplicación demostrable en el diagnóstico médico. Esto resulta muy curioso, en especial si se considera que métodos inventados mucho después han demostrado en pocos años su real y enorme valor diagnóstico: ultrasonografía, tomografía computada con rayos x o radioisótopos, resonancia nuclear magnética. En cambio, la fotografía Kirlian sigue siendo una curiosidad de laboratorio sin más utilidad que la de servir de combustible al charlatanismo pseudocientífico y a las especulaciones ocultistas.

Por lo demás, todos los procesos de crecimiento, reparación y regeneración, tanto en plantas como en animales y personas, se acompañan de modificaciones en la actividad eléctrica, y existe evidencia de que la modificación de tal actividad eléctrica puede favorecer o perjudicar el proceso. Sobre el tema puede verse mi artículo Efectos de la electricidad en procesos de crecimiento, regeneración y reparación: datos básicos y aplicación clínica, La Prensa Médica Argentina 71: 747-760, 1984.

Aunque todos estos fenómenos no se comprendan por completo, sus bases biológicas y físicoquímicas son conocidas, y nada tienen que ver con presuntas energías cósmicas como algo superpuesto a los procesos biofísicos. Por lo demás, la magnitud de tales fenómenos es pequeña, y sus efectos fuera del cuerpo son despreciables.

BIBLIOGRAFIA
Broch, Henri: Los fenómenos paranormales: Una reflexión crítica. Crítica, Barcelona, 1987, p. 65-75.
Coxhead, Nona: Los poderes de la mente. Martínez Roca, Barcelona, 1980, p. 161-168.
Landsburg, Alan: En busca de fenómenos extraños.
Plaza y Janés, Barcelona, 1983, p. 113-126.
Watkins, Arleen y Bickel, William S.: A Study of the Kirlian effect. Skeptical Inquirer 10 (3): 244-257, 1986.
Watkins, Arleen y Bickel, William S.: The Kirlian Technique: Controlling the wild cards.
Skeptical Inquirer 13 (2): 172-184, 1989.