Archive for 25 noviembre 2008

Vacuna contra el estrés

¿

Una vacuna contra el estrés?

Un grupo de genetistas del Instituto de Caja Madrid, España, ha descubierto un gen que sintetiza un compuesto denominado adrenomedulina. El experimento efectuado en ratas ha demostrado que a aquellos animales a los que se les había suprimido el gen del sistema nervioso central, se movían más que los otros ratones y presentaban movimientos exagerados, típicos de las conductas obsesivas-compulsivas que genera la ansiedad.

El estudio comprobó que la carencia de adrenomedulina cerebral hace mucho más sensible al sistema frente a los agentes que dañan el cerebro, se traten de perjuicios externos como los traumatismos, o isquemias o internos, como el exceso de estrés  y ansiedad.

Los científicos están trabajando actualmente en la búsqueda de una sustancia que se pueda aplicar mediante un fármaco que pueda aumentar la acción del compuesto y así poder anular la acción del estrés en el organismo.

El hallazgo es vital para la vida moderna. La cantidad de personas enfermas de estrés es cada vez mayor. El ritmo de vida no marcha hacia atrás, sino que cada vez es más complicado poder detenerse, respirar y vivir de manera tranquila.

Las exigencias presionan cada vez más a la gente y esto se nota en la saturación del cuerpo y la mente. Si se logra que esta vacuna funcione, muchos pacientes con patologías derivadas del estrés podrán mejorar notablemente la calidad de vida tan estropeada que a lo largo de los años han tenido que ir acumulando”, sostiene el sociólogo argentino Esteban Miradito.

Las enfermedades que devienen del estrés son innumerables y depende de cómo se encuentre el organismo, éstas podrán ser crónicas o pasajeras. Teniendo en cuenta el amplio abanico de patologías, el estudio muestra optimismo y una esperanza para todos aquellos que sufren de los nervios. 

Características y síntomas del estrés 

          cansancio

          irritabilidad

          falta de concentración

          depresión

          pesimismo

          susceptibilidad a enfermedades

          baja productividad

          insomnio

          abuso de alcohol, tabaco y medicinas.

          Perdida de apetito

          Trastornos digestivos

          Obesidad

          Alergias cutáneas

          Contracturas musculares

          Dolor de cabeza y espalda

          Disfunciones sexuales

          Caida de cabello.

          Disfunciones ginecológicas 

Algunas causas 

          Falta de tiempo

          Exceso de responsabilidades

          Falta de apoyo. Soledad para asumir tareas

          Escasa autoestima

          Alimentación incorrecta

          Adicciones: fumar, beber, etc.  

Anuncios

Crimen y Televisoras

LAS TELEVISORAS MATAN LA ESPERANZA DE LOS MEXICANOS

 

Si algo caracteriza a nuestra sociedad es la ausencia de esperanza en un mañana mejor, en todos los ambientes se percibe la falta de confianza  en los demás, pero sobre todo en nuestros gobernantes.
En los últimos años se ha desatado una serie de crímenes como nunca antes en la historia, se dan noticias de multitud de secuestros, asesinatos, decapitados, ajustes de cuentas, y toda clase de actos delictivos.
Los medios de comunicación, lejos de contribuir a cambiar el estado de cosas le hacen al juego a los delincuentes dando a conocer con lujo de detalles los actos que  realizan.
Las televisoras se defienden diciendo: "Nosotros no los asesinamos, solo damos cuenta de ellos".
¿Acaso no sucede absolutamente nada bueno en este país de lo que deberíamos conocer todos los mexicanos y de lo cual podríamos sentirnos orgullosos? ¿De que manera edifican ese tipo de noticias?
Somos la onceava economía del mundo, exportamos miles de millones de dólares a muchos países, tenemos los 29 recursos que se requieren para crear la riqueza de un país, ¿Nada de esto lo deben saber todos los mexicanos?

Tenemos más de 30 millones de estudiantes que se encuentran en todos los niveles y según las últimas evaluaciones han sido reprobadas, ¿No existe algo que las televisoras podrían hacer al respecto aprovechando la cobertura en todo el país?

México tiene todos los recursos para crear la riqueza y muy a pesar de ello la mitad de la población se encuentra en la pobreza, ¿Acaso las televisoras no pueden dar a conocer los problemas y al mismo tiempo  conectar a todos los mexicanos con los expertos y juntos trabajar  para crear la riqueza entre todos y para todos?

Pero no, parece que no lo han entendido, las televisoras solo tienen ojos para ver los ríos de sangre que fluyen por las calles de las grandes ciudades,  no escatiman recursos económicos y tecnológicos para dar cuenta con lujo de detalles.

Una tragedia familiar la convierten en una tragedia nacional.

Esto parece una exageración, pero cuando dan a conocer una noticia relacionada con el crimen organizado  trasmiten la sensación de que esta sucediendo en todo el país y desde luego trasmiten el miedo a salir de la casa, abundan las recomendaciones de los padres cuando ven salir a los hijos de casa, "Cuídate mucho hijo".

Me platicaba un psicólogo que atendía a varios pacientes por teléfono por el miedo a salir de los pacientes de su casa.

Las noticias de esa naturaleza crean muchos efectos en la sociedad que los propios "comunicadores" son incapaces de medir.

Cada noticia de este tipo le cortan las alas a muchos mexicanos, con esto se rompe la esperanza en una mañana mejor.

Por supuesto que entendemos que los comunicadores no son los asesinos o los secuestradores, pero son ellos los que magnifican los hechos hasta convertirlos en tragedias nacionales.

Solo son unos cuantos miles los delincuentes que hay en el país que tienen en jaque a muchos  millones de personas del país, ¿es eso concebible? ¿Pueden más ellos que nosotros?

En el terreno de los hechos ellos pueden más, no porque sean verdaderamente poderosos, sino porque se aprovechan del miedo, de la pasividad, de la ignorancia y de la dependencia de nosotros los "buenos".

Los delincuentes son poderosos porque los mismos medios de comunicación los elevan a la categoría de héroes.

Esto puede parecer un disparate, pero es necesario saber de los dos lenguajes que se manejan en los medios: el lenguaje de las palabras y el de las imágenes.

Cuando se muestra un hecho delictivo se exhibe a las víctimas con la ausencia de los delincuentes, aquí se da a conocer la imagen de los perdedores y está implícita la imagen de los ganadores: los delincuentes.

Cuando se reporta el asalto a un banco se muestra la imagen de la policía que llega tarde y los periodistas suelen burlarse de estos últimos, ¿Quién gana y quien pierde?

Las imágenes son más elocuentes que las palabras.

Las imágenes de Joaquín López Dóriga y la de Javier Alatorre son más conocidas que la del mismo presidente de la república, lastima que usen el maravilloso espacio para difundir solo las malas noticias.

Solo ellos acapararan la audiencia del 80% de la población. Esto se dice fácil, pero implica muchos efectos sobre la sociedad.

Tanto Joaquín como Javier son dos estrellas sin luz que solo alimentan la oscuridad de los mexicanos.

La información que trasmiten a través de los medios es solamente la descripción de los hechos delictivos, nunca dan a conocer alguna investigación con respecto a las causas de la delincuencia y mucho menos las posibles soluciones.

Suelen entrevistar a los analistas, pero estos solo atinan a predecir el comportamiento de las partes, pero no aportan soluciones.

Los expertos  son ignorados por los conductores de los medios.

La mayor parte de los periodistas no saben leer propuestas, solo catástrofes.

Cuando les llegan las propuestas de inmediato las descalifican.

Con esto no quiero decir que se deben abandonar la noticias sobre la delincuencia, pero debe contextualizarse adecuadamente de tal manera que se pueda entender el fenómeno y al mismo tiempo se puedan señalar las responsabilidades que tenemos todos los ciudadanos en este fenómeno.

Con todo esto se hace aparecer que los problemas de la delincuencia son más grandes que la capacidad para resolverlo.

Hubo un personaje de la policía que llego a decir que todavía no ha nacido el hombre que resuelva el problema de la delincuencia.

El problema de la delincuencia lo creamos todos con nuestros actos de omisión y comisión, si nosotros fuimos los que lo creamos, tenemos la capacidad también para desaparecerlo.

Aquí esta la  oportunidad de las grandes  televisoras para hacerle un bien al país y ayudarnos a todos para entender el fenómeno y al mismo tiempo erradicarlo.

Es indispensable definir la función que tienen los medios en la sociedad.

Parecerá increíble, pero aún en pleno inicio del tercer milenio no se define con exactitud la función.

Por los propios contenidos podríamos decir que la función es la de informar sobre todo lo mal que hacemos los mexicanos, sobre todos los políticos, y si se trata de retratar la sangre que fluye por las calles, mucho mejor.

Necesitamos entender la verdadera función de los medios.

En pocas palabras, el periodismo tiene la función de promover el entendimiento entre los gobernantes y los gobernados y entre unos ciudadanos y otros.

Si pudiéramos aplicar esta función, tendrían que modificarse sustancialmente todos los contenidos de los medios.

En el terreno de la delincuencia se hablaría del tema con toda la crudeza, pero también se entrevistaría a los verdaderos expertos que pudieran generar las ideas para resolver el problema de fondo.

Por supuesto que se hablaría de la responsabilidad que todos los ciudadanos tenemos al respecto.

Quedarían atrás las entrevistas que los medios actuales hacen a las víctimas que solo expresan el dolor, pero nunca podrán dar las soluciones sabias.

 

Las otras televisoras

Mencionaba más arriba que tanto Televisa y Televisión Azteca acaparan el 80% de la audiencia y en tanto, el canal 11 del Politécnico, el canal 22 y la cadena tres solo tienen el 20 %.

El canal que tiene la mejor programación desde mi punto de vista es el canal 11. Sus noticieros se caracterizan por el equilibrio en su información, no enfatizan tanto los actos delictivos, pero tendría que decir que carece de la emotividad suficiente para atraer al gran público y sobre todo que no profundizan sobre los temas nacionales.

Mención especial merece proyecto 40 de la televisora del Ajusco que hacen un enorme esfuerzo por ser diferentes, en los noticieros intervienen los analistas, que como decía más arriba, solo nos hablan de los problemas pero sin darnos las pistas para encontrar las verdaderas soluciones.

Las dos grandes empresas que tienen ese 80% de audiencia son las que tienen los contratos multimillonarios por concepto de publicidad, razón por la cual no tienen la necesidad  de innovar de tal manera que sus contenidos contribuyan al crecimiento del país.

Son las televisoras pequeñas las tienen el reto de crecer y de innovar en todos los sentidos para poder estar a la altura que los retos del México moderno.

Hay muchas propuestas dirigidas hacia la innovación de los medios de comunicación de tal manera que nos pudiera llevar a que los problemas caigan por su propio peso, tales como la inseguridad, la pobreza, la corrupción y el narcotráfico entre otros muchos.

Tengo un libro que he titulado EL PERFIL DEL PERIODISMO PARA EL NUEVO MILENIO en donde hago una serie de propuestas.

 

¿Podemos hacer algo los ciudadanos comunes y corrientes?

 

Por supuesto que si, pareciera que no podemos hacer por la dimensión de las grandes empresas y porque en la realidad los contenidos de las dos grandes empresas son aceptados por las grandes mayorías.

Una de las primeras acciones que podemos hacer los ciudadanos comunes y corrientes es la de difundir los mensajes que tienen que ver con la exigencia de una mejor programación y al mismo tiempo de las propuestas que ayuden a mejorar los contenidos.

Otra acción es la de crear las propuestas atractivas, rentables, populares y educativas. Este es un reto muy grande al que estamos obligados a realizar todos los que queremos mejorar los contenidos de los medios.

Por lo pronto, si usted está de acuerdo con el contenido de este artículo, difunda entre sus contactos los contenidos de este artículo.

                        

javascript:replyPop(‘http://webmail.prodigy.net.mx/cgi-bin/webmail?Act_V_Compo=1&mailto= ernestopartida@yahoo.com.mx Aquesta adreça de correu electrònica està protegida contra els robots d’spam, necessites activar Javascript per veure-la &ID=ImzvYJlzGy72Ww_bFrx_S9uUeHxOm7hOW7x6WJ5TmiTrCQxquLj7I&R_Folder=aW5ib3g=&msgID=25673&Body=0′)

http://periodismocreativo.blogspot.com/

 

 

Crisis financiera

Los norteamericanos a los que nadie rescata

Joan Subirats · · · · ·

 

12/10/08

 

 

El presidente Bush estuvo días atrás muy activo, tratando de convencer al Congreso de Estados Unidos para que aprobaran el plan de respuesta a la catástrofe financiera. Su principal argumento era que, de esa manera, se estaban evitando males mayores a las comunidades locales y a los ciudadanos. Lo cierto es que nadie quería comprar los fondos "tóxicos", y la gran operación de rescate trataba de asegurar que fueran los contribuyentes los que lo hicieran. Pero ese plan no va a resolver los problemas estructurales de fondo que han generado el pánico financiero; tan sólo terminó encontrándose una manera de aprobar los fondos públicos de rescate, apoyar una pistola en la sien de cada congresista: "O votas el plan, o los ciudadanos (tus votantes) van a pasarlo mal, muy mal". El mensaje era diáfano: las irresponsables aventuras de Wall Street han de ser rescatadas por la gente de Main Street, la Calle Mayor, los ciudadanos de a pie, porque, si no, vamos al caos. Pasamos del laissez faire, laissez passer al laissez nous faire, laissez nous passer.  

Mientras, en Nueva York y otras ciudades estadounidenses, hubo concentraciones de personas que respondían a ese acuerdo entre élites económicas y políticas poniendo de relieve el cinismo del sistema. "Hasta hace poco nos decían que 6.000 millones de dólares eran demasiados para proteger la salud de nueve millones de niños estadounidenses que no tienen cobertura sanitaria. Y ahora, lanzan la casa por la ventana para salvar el culo a sus amigos", afirmó Arun Gupta, periodista de Indypendent, un medio de prensa alternativo de Nueva York (www.indypendent.org).

Lo cierto es que el nivel de protección social de la sociedad norteamericana no es precisamente para lanzar las campanas al vuelo, por lo que sorprende aún más que todo el esfuerzo gubernamental se concentre en recomponer el maltrecho sistema financiero, sin reconocer que mucha gente lo está pasando realmente mal en ese país. El eslogan utilizado en la campaña para la aprobación del plan de Henry Paulson ha sido Reinvest, reimburse and reform (Reinvertir, reembolsar y reformar), lo que de alguna manera recuerda el que se utilizó tras la gran crisis de 1929: Relief, reform and reconstruction (Alivio, reforma y reconstrucción). Pero esta vez el alivio es sólo para unos pocos, los de Wall Street. Socialismo para los bancos, neoliberalismo conservador para la gente.

Es significativo que la mayor organización de defensa de los intereses de las familias con bajos ingresos, ACORN (www.acorn.org), que articula más de 400.000 familias en 110 ciudades en todo EE UU, haya lanzado una campaña con el significativo título de Bail Out Main Street Not just Wall Street(Rescatar a la Calle Mayor, no sólo a Wall Street).

En esa campaña se pide algo tan simple como que cada institución financiera que haya sido beneficiada por el plan de Paulson deba, automáticamente, reducir la carga financiera de las hipotecas que estén a su cargo, favoreciendo así la capacidad de pago de los propietarios hipotecados. Al mismo tiempo, se solicita que las instituciones financieras que no tengan a su cargo hipotecas, se vean obligadas a poner en marcha planes de ayuda para las comunidades más necesitadas. Y, además, se exige que se limiten los sueldos de los ejecutivos, vinculándolos de manera clara a los resultados reales de sus empresas.

Una de las campañas de ACORN que está teniendo más impacto, y a la que se han ido sumando otras organizaciones con sus propias iniciativas, ha sido la relacionada con la defensa de las familias norteamericanas que pueden perder sus casas en los próximos meses, al no poder cumplir sus obligaciones hipotecarias. Se calcula que más de dos millones de hogares pueden estar en esa situación en breve tiempo, ya que precisamente ése era el objetivo de las hipotecas subprime: convencer a los NINJA (No Income, No Jobs, no Assets; sin rentas, sin trabajos, sin patrimonio) de que ellos podían también acceder a una vivienda.

En 2006 casi el 50% de las hipotecas basura fue a parar a hispanos de bajos ingresos, y son ellos, precisamente, los más vulnerables en esta nueva fase. Medio millón de hispanos han perdido sus empleos en EE UU desde inicios del 2007, y la situación se agrava por momentos. Es evidente que los 12 millones de "sin papeles" de ese país van a ser los primeros en ser despedidos y/o deportados.

En Estados Unidos el salario mínimo por hora era hasta el año pasado de 5,15 dólares hora (3,70 euros). Una resolución del Congreso acordó que, en tres años, ese salario-hora mínimo debería pasar a 7,25 (5,25 euros). Se calcula que en estos momentos hay 13 millones de norteamericanos que cobran estrictamente ese mínimo. Pero, en 13 Estados de la Unión, el salario mínimo o no está establecido o incluso está por debajo del acuerdo federal. Los datos apuntan asimismo que la mitad de los trabajadores del país, casi 60 millones, no tienen cubiertos salarialmente los días de enfermedad, y ello provoca muchos problemas de presencia de personas enfermas o con mermas significativas de sus facultades en sus lugares de trabajo. Es evidente que el tema afecta sobre todo a las personas que trabajan por horas o a los de salarios más bajos.

Por otro lado, hay muchas Main Street en el mundo que ven también con alarma los efectos que sobre sus comunidades va a tener la crisis financiera. La tradicional tacañería norteamericana en relación a la ONU o a otros organismos de cooperación y ayuda internacional, o su intransigencia en lo concerniente a la deuda externa de los países en desarrollo, se ve ahora dramáticamente en entredicho al comprobar la generosidad con que se abordan los problemas de los classmates, los colegas de los tiempos universitarios. "El dispendio con Fannie Mae and Freddie Mac", afirma Alex Wilks, director del European Network on Debt and Development, "representa cuatro veces la deuda pública externa de todos los países en vías de desarrollo". Evidentemente, desde esos países el temor es creciente en relación a un futuro en el que Estados Unidos socializa con el mundo sus pérdidas, mientras refuerza los privilegios de sus élites. Ahora entendemos cuáles son las ventajas de la globalización.

En un país que ha visto crecer la desigualdad y la vulnerabilidad en los ocho años de Administración republicana, resulta escandaloso que suenen todas las alarmas sólo cuando los afectados son los sectores más privilegiados del establishment económico-político-financiero. Algunos de los centenares de grupos movilizados en las últimas semanas contra el plan de rescate sólo para algunos, entienden que es precisamente esta escandalosa situación la que va a constituir una importante oportunidad para modificar no sólo el sistema financiero estadounidense, sino también para influir en otra manera de entender la política y sus relaciones y connivencias con las élites económicas. El problema es que para muchos de los que peor lo pasan las elecciones y el sistema político no han ofrecido hasta ahora esperanza alguna. Si la comunidad hispana con derecho a voto representa el 15% del electorado, sólo el 6,5% usó esa prerrogativa en las últimas elecciones presidenciales. Quizá para que nos hagan caso y no dejen de nuevo el futuro en manos de los de siempre podríamos recordar las palabras de Adam Smith en su clásico La Riqueza de las Naciones: "Cualquier nueva ley o regulación del comercio que provenga de los directamente beneficiarios de los negocios ha de ser asumida sólo tras larga y cuidadosa comprobación. Provienen de un tipo de personas cuyo interés nunca es el de la gente, y que más bien pretende decepcionar sus esperanzas y seguir oprimiéndola".

Joan Subirats es catedrático de Ciencia Política de la UAB.El País, 11 octubre 2008

 www.sinpermiso.info