EL ENFOQUE DE LA TERAPIA RACIONAL EMOTIVA CONDUCTUAL

El Dr. Albert Ellis desarrolló la TREC, siendo este enfoque terapéutico cognitivista algo más racional que el de la terapia cognitiva  desarrollado por Aaron Beck. Sin embargo, existen muchos puntos de contacto entre ambos enfoques.

Ellis afirma que los seres humanos funcionan en tres dimensiones que se interrelacionan entre sí, es decir que cada dimensión afecta a las demás en forma continua, retroalimentando esta relación. Las dimensiones que plantea son:
– Pensamiento.
– Sentimiento.
– Acción o conducta.

Muchas veces escuchamos a las personas decir:
– La computadora funciona lento y "eso" me causa ansiedad.
– "No haber aprobado" esta materia me pone mal , "eso" me deprime.
– Tener que hablar frente a la clase "me da" mucho miedo.
– La inconducta de los alumnos, "me altera, afecta mis nervios".
Las frases como las citadas, son reflejo de circunstancias externas que en forma directa son causantes de la manera en que nos sentimos. Si esquematizamos lo anterior tendríamos que:

A
Situación o circunstancia
(experiencias activadoras)
Supuestamente producen en forma directa

C
Sentimientos; Emociones y Conductas

Ellis, quién desarrolla el esquema ABC, desde el enfoque de la TREC, elabora un nuevo método de abordaje psicológico en el tratamiento de los problemas emocionales, proponiendo una manera distinta de entender las emociones y conductas de las personas.

Desde la Terapia racional emotiva conductual, se parte de que a causa de nuestras tendencias naturales y aprendidas, somos nosotros mismos quienes controlamos nuestra emocionalidad, a través de nuestros valores y creencias; es decir que según nuestra forma de interpretar y valorizar los elementos y acontecimientos de nuestra vida, elegimos las acciones a llevar a cabo.

La teoría de la TREC considera que lo expresado en el esquema anterior donde A conduce a C, no es correcto ya que C (emociones y conducta) no proviene automáticamente de A (situación o circunstancia) sino que son producto del punto B que está formado por nuestras creencias, interpretaciones, pensamientos, actitudes y valorizaciones que hacemos a partir de A. Esto es lo que Ellis plantea como  modelo ABC de la Terapia racional emotiva conductual, para dar una explicación tanto de las emociones como de las conductas de las personas.
Por lo expuesto el esquema, quedaría expresado de la siguiente manera.

A
Situación o circunstancia
(experiencias activadoras)
B
Pensamientos, actitudes, creencias,
Interpretaciones o valorizaciones acerca de A
C
Sentimientos; Emociones y Conductas

Del esquema anterior se desprende que en la teoría de la TREC, los eventos y experiencias activadoras de A no son las que hacen que tengamos experiencias emocionales plasmadas en C ni tampoco conducen a determinadas actuaciones o consecuencias conductuales. El factor y elemento principal que produce las consecuencias de C, es uno mismo, partiendo de creencias firmes, expresadas en B, que constituye nuestro propio sistema de creencias sean predispuestas naturalmente o bien aprendidas desde lo cultural.
Los pensamientos que las personas tenemos en el punto B pueden tener características racionales o irracionales.
Por lo tanto:
Pensamiento racional: es aquel pensamiento lógico, razonable, acertado y realista que aumenta la autoestima. Es el que caracteriza la forma de pensar y actuar que conduce a la supervivencia y a la felicidad.
Pensamiento irracional: es aquel pensamiento, no acertado, irreal y catastrófico. Está representado por todo pensamiento, emoción o conducta que implica consecuencias nocivas y autodestructivas que interfieren con la felicidad y con la posibilidad de supervivencia de las personas.

Debemos considerar que nuestros pensamientos, nuestras creencias e interpretaciones, forman parte de un diálogo interno reflejado a veces por autoverbalizaciones. Dialogamos con nosotros mismos expresando nuestro pensar en un diálogo manifiesto de nuestra interioridad.


El pensamiento irracional, posee ciertas características, y ellas son:
1.- Absolutización: es el acto de cambiar las preferencias, los deseos y lo que se quiere, transformándolo en necesidades absolutas, vitales. La manifestación de este tipo de pensamiento se refleja en frases como: debes, deberías, él o ella debiera, siempre, nunca.  El concepto de absolutización lleva implícita la idea de que las cosas deben ser "a mi manera", "como yo lo quiero", que "no debo tener ningún inconveniente, porque yo no quiero tenerlo".
No debemos olvidar que la realidad no es la construcción que las personas realizan utilizando cierto pensamiento mágico, y que diversas circunstancias ocurren frecuentemente totalmente ajenas a nuestro control. Es lógico suponer que podemos pretender cambiar y controlar algunos eventos pero no desde una posición de demanda absoluta, sino con cierta serenidad sabiendo esperar cuando no se produce el cambio a corto plazo.
2.- Catastrofización: es la manifestación del autoconvencimiento que afirma que si una necesidad no es satisfecha, será algo horroroso, catastrófico terrible e insoportable, constituyéndose en una especie de final de los tiempos.
La manifestación típica de estos pensamientos las podemos hallar en frases tales como: "Dios mio, no puedo soportar"; "Cómo puede ser"; "¿Por qué me sucede esto?".
Usualmente detrás del pensamiento catastrofizante, encontramos toda una serie de exageraciones irrealistas, producto de interpretaciones tremendistas de nuestras experiencias personales y de la relación existente con nuestro entorno. Se magnifican las cosas en vez de apreciarlas en su real magnitud, con un enfoque más saludable.
3.- Elaborar conclusiones incorrectas de los datos de la realidad: En esta forma de pensamiento, se presentan varias variables, por ejemplo: Sacar conclusiones categóricas de datos escasos; generalizar de una situación a otra partiendo de datos escasos; abrir juicios, verter opiniones o llegar a conclusiones sin considerar la evidencia; endilgar motivaciones negativas a los demás en forma automática; focalizar únicamente en pensamientos desvalorizantes.

También debemos considerar a los pensamientos irracionales con estas características:
4.- Son sostenidos sin evidencia objetiva.
5.- Producen sentimientos y emociones inapropiados: ansiedad, culpa; depresión,etc..
6.- Llevan implícitas demandas absolutas para con los demás, para uno mismo y para todo lo que le rodea.
Todos pensamos irracionalmente alguna parte del tiempo, este se constituye en un proceso poco perceptible, casi sutil, que nos conduce a emociones, sentimientos y conductas no apropiadas, que implican por ellas mismas distorsiones de la realidad, generan conflictos internos y con los demás: Las emociones producto de estas distorsiones, impiden la resolución de problemas e impiden el logro de nuestras metas.

Otras ideas irracionales son:
1.- Si otras personas no nos dan su aprobación es porque nos equivocamos demasiado o bien somos malos: desde esta creencia se genera un estado de ansiedad crónica en las relaciones interpersonales. No se puede ni se debe generalizar acerca de nuestra personalidad, partiendo de una situación o un rasgo determinados.
2.- La relación y el amor perfecto existen: esta forma de pensamiento, crea un alto nivel de inseguridad e insatisfacción en una relación y en su comparación con otra. No permite considerar a una relación como buena dado que se espera la relación perfecta, que en realidad nunca llega.
3.- Nuestro destino es "la buena vida" por ello no deberíamos sentir dolor; incomodidades o frustración: rechazar la idea de padecer incomodidades, frustraciones, etc., es partir de la negación de la realidad en la que esas ideas rechazadas, son parte inevitable de la vida y que incluso son aspectos saludables en un proceso de crecimiento.
4.- No tomes riesgos: El pensamiento que conduce a creer que la seguridad conduce invariablemente a la felicidad, es erróneo, dado que no todo riesgo trae problemas.

Abordaje terapéutico para el cambio emocional; desde  la TREC:
Al modelo ABC que plantea Ellis, se le deben agregar los elementos D y E. El primero de ellos, lleva implícitas las técnicas y estrategias utilizadas durante el proceso de cambio de las emociones y conductas erróneas. El elemento E,  se refiere al cambio producido al haber abordado las creencias irracionales y el comienzo de acción a partir de la nueva forma de pensar y sentir. Es esperable que en esta etapa, la persona comience a experimentar un cambio emocional y conductual.

 www.mailxmail.com

            

Anuncios