Archive for 21 junio 2010

La fuerza del coraje

AFRONTAR LA VIDA CON CORAJE

"Un gran maestro y su guardián compartían la administración de un monasterio, pero el guardián murió y había que sustituirlo. El gran maestro reunió a todos sus discípulos para escoger entre ellos al que tendría el ho­nor de ser el nuevo guardián.

Voy a presentarles una situación —dijo el maestro—. Aquel que la resuelva primero se­rá el nuevo guardián del templo.

Sobre un banco de madera, en el centro del salón, puso un enorme y fino florero de por­celana con una hermosa rosa roja y les seña­ló: ‘Este es el problema’.

Los discípulos contemplaban perplejos el sofisticado jarrón, ¡a frescura de la flor, la be­lleza del conjunto y el aroma de la rosa sin sa­ber qué hacer. Todos estaban paralizados. Des­pués de unos minutos un alumno se levantó, miró al maestro ya los demás discípulos, cami­nó hacía el jarrón con determinación y ¡o tiró al suelo rompiéndolo en mil pedazos.

-Maestro, disculpe, pero usted dijo que ese florero era el problema y yo acabo de termi­nar definitivamente con él.

El maestro sonriendo le dijo: ‘Usted es el nue­vo guardián, pues no importa qué tan fascinan­te sea el problema; hay que resolverlo lo más rá­pidamente para poder seguir adelante’".

Puede ser muy bello y fascinante, como el ja­rrón de porcelana, también puede ser un gran amor que ya no tiene sentido, o un trabajo que debemos abandonar, pero que insistimos en mantener esperando a que algo pase y lo resuel­va por nosotros. Sólo existe una forma de lidiar con las situaciones difíciles: mirarlas de frente, resolverlas de raíz y seguir adelante.

 

Conozco a una persona que acaba de soltar la pequeña esperanza que tenía de volver a re­cuperar a su ex pareja. Durante el año y medio que tenían divorciados, y por motivos de negocios en común, ella sufría el contacto que tenia con él, a pesar de que se mostraba serena y madura. Hoy ya está libre de ese recuerdo y de esos sentimientos. Acaba de poner los pies en la tierra y está lista para volver a comenzar. Cada vez que terminamos con un ciclo en nuestra vida experimentamos esa sensación de pérdida momentánea del rumbo. No sabe­mos qué hacer ni por dónde comenzar, pues siempre hemos buscado depender de perso­nas, trabajos, lugares y objetos, pensando que así le daremos estabilidad y sentido a nuestra vida. Cuando un ciclo se acaba y ponemos de nuevo los pies en la tierra redescubrimos nuestra identidad, nuestras capacidades, nuestro derecho a la independencia y poco a poco volvemos a recuperar la fortaleza y la confianza que nos permiten en algún momen­to establecer el nuevo rumbo de nuestra vida.

 

¡Qué bueno que todo pasa!

Podemos permanecer mucho tiempo in­mersos en el sentimiento de pérdida, depri­miéndonos o viviendo fantasías creadas só­lo por nuestra mente o deseando que algo lo suficientemente fuerte pase, como para dar­nos la señal que estábamos esperando para impactarnos y sacarnos del pantano donde nos encontramos atrapados. Y no importan las palabras y los esfuerzos que otros hagan para sacarnos de ahí, hacemos oídos sordos a todo cuanto nos sugieren hasta que en verdad estamos listos para aceptar, soltar y volver a comenzar.

 No dejes que la vida continúe mientras tu estás estancado o es­condido viviendo de tus recuerdos del pasa­do, haciéndote más daño a ti mismo. Toma la responsabilidad de tu vida y construye tu propio destino lo más pronto posible. Concédete otra oportunidad y sal de ese encierro. Descúbrete de nuevo, pues aunque no te parezca este es el mejor momento pa­ra cambiar de vida. Recuerda que: "Todo lo que termina o sale de nuestra vida, así sea en contra de nuestra voluntad y deseos, re­presenta una oportunidad para ganar liber­tad, madurez y sabiduría"

 

Para tener en cuenta

Haz borrón y cuenta nueva. Decide comen­zar una nueva etapa en tu vida. Suelta el pasa­do y concéntrate en el presente. Conoce tus miedos y enfréntalos con valor, fe y determi­nación. Conviértelos en tus aliados. Llena tu vida de color. Descubre qué te apa­siona Tómate el tiempo necesario y encuen­tra qué te motiva, qué te gusta hacer, cuáles son tus cualidades y, una vez que lo hayas de­finido, aprende a usarlas. Concéntrate en lo que quieres. Comienza a soñar de nuevo, enfócate en alcanzar tus me­tas. Escríbelas en una tarjeta y colócala don­de puedas leerla todos los días. Pregúntate: ¿Qué voy a hacer hoy para estar más cerca de conseguirlas?

Busca personas positivas que te apoyen. Es más sencillo cambiar nuestro estilo de vi­da si nos apoyamos o acompañamos de per­sonas positivas y entusiastas que deseen lo mejor para nosotros. Déjate guiar y animar si fuese necesario.

Haz planes para disfrutar tu nueva vida. Recupera la confianza en ti mismo y en tu capacidad para resolver cualquier situación. Abre tu mente y tu corazón para que en­cuentres de nuevo el ritmo en tu vida.

¡Suelta el pasado, deja de preocuparte por el futuro, vive el presente, la vida es ma­ravillosa, todo va a estar bien!

Desconocido Autor

Anuncios

Lo que se puede hacer

SOMOS LO QUE HACEMOS:

Eugénie Harvey es la fundadora, junto con David Robinson, del movimiento We Are What We Do (Somos lo que Hacemos), una comunidad que aspiran a mejorar el mundo introduciendo pequeños cambios en la vida cotidiana. En esta entrevista de Víctor M. Amela, nos cuenta Eugénie:

EH: Creo en la gente que actúa pensando en los demás. Creo que podemos cambiarlo todo mediante pequeñas acciones

VMA: ¿De verdad podemos cambiar el mundo?

EH: ¡Sí! A peor, claro. Eso ya lo sabemos. Pero lo que hay que saber es que también podemos cambiarlo a mejor.

VMA:¿Sí?

EH: ¡Sí! Tú y yo podemos cambiar el mundo: ¡vamos a hacerlo, va!

VMA:¿Qué tengo que hacer?

EH: Ya lo dijo Gandhi: "Sé tú el cambio que quieres para el mundo”.

Al cabo del día haces un montón de pequeñas acciones: sumadas las tuyas a las de todos, ¡cambiarán el mundo!

ese es el lema del movimiento que he cofundado, We Are What We Do (Somos lo que Hacemos): “Pequeñas acciones x mucha gente = grandes cambios”.

VMA: ¿Qué tipo de pequeñas acciones?

EH: Hemos editado un libro con 50 acciones pequeñas: Vamos a cambiar el mundo (Leqtor). Son las 50 acciones más sugeridas por unas 3.000 personas que, respondiendo a nuestra petición publicada en The Guardian, nos las enviaron por e-mail y correo.

¿Cuál fue la acción más sugerida?

Sonreir. Sí, la acción más sugerida fue esta:

“Sonríe y devuelve las sonrisas”.

¿Es muy difícil?

No: para sonreír empleas la mitad de músculos que para fruncir el ceño.

¿Qué pequeña acción le gusta más?

“Pasa un rato con alguien de otra generación”. Eso enriquece a todos. ¡Que los niños enseñen a sus abuelos a enviarles un e-mail!

“Aprende un buen chiste”. ¡Pequeña acción muy benéfica!

Reír tonifica el estómago, reduce la presión sanguínea y refuerza el sistema inmunológico.

¡Harás que el mundo sea más saludable!

La felicidad se contagia.

¿Y qué acción le parece la más difícil?

“Vive el momento”. ¡Estamos siempre pensando en tantas cosas…

! Aunque en España quizá os cueste más otra: “Cede el paso al menos a un coche en cada trayecto”.

Otra que nos cuesta: “Escucha a alguien que lo necesite”. ¡Puede ayudar muchísimo!

Lo que sucede es que todos esperamos que sean los demás quienes nos escuchen a nosotros…Pues ya toca que todos empecemos a escuchar: así seguro que alguien nos escuchará.

¿Qué pequeña acción es la que mejor asume la gente?

”Cierra el grifo del agua mientras te cepillas los dientes” … ¡Se ahorrarán 26.000 litros de agua al año por familia!. Y es sencillo. La mayoría nos decimos: “Poca cosa puedo hacer yo por mejorar el mundo”. ¡No es así! Es una excusa para no hacer nada.

Mira, otra cosa que puedes hacer ya: “Rechaza las bolsas de plástico siempre que puedas”.

¿En qué medida beneficio al mundo haciendo esto?

Una bolsa de plástico tarda 150 a 500 años en descomponerse en los vertederos. Cada español usa 238 bolsas de plástico al año: ¡son 10.500 millones de bolsas! Usa una bolsa de tela, que además es mucho más distinguido.

¿Hay más pequeñas acciones medioambientales?

Sí, algunas muy obvias:

“Apaga las luces innecesarias”.

“Cambia una bombilla incandescente por una de bajo consumo”.

“Desenchufa el cargador del móvil si no está cargando”.

“Apaga de verdad los electrodomésticos”.

“Planta algo con un niño”…Esto ya lo he hecho.

“Tira el chicle a la papelera”.Ejem…

“Baja el termostato un grado”: ¡te ahorrarás un 15% de dinero!

“Recicla tu ordenador”.

“Recicla tu móvil”.

“Recicla tus gafas”…

No sabía que podíamos reciclar gafas.

Tenemos gafas viejas por casa que no utilizamos, mientras que cada año doscientos millones de personas en el mundo necesitan gafas: entra en opticsxmon.upc.edu

.¿Hay otras pequeñas acciones que no sean tan materiales como estas?

Sí: “Respira hondo”. Inspira, retén el aire unos segundos, espira.

Ah, qué fácil es mejorar el mundo...

“Cuéntale un cuento a un niño”: es una experiencia que os enriquecerá a ambos.

“Comed juntos más a menudo”: (con la televisión apagada) – los niños que comen con sus padres tienen menos posibilidades de padecer estrés y ansiedad.

“Escribe a alguien algo cariñoso”: o una disculpa, o una receta, o una buena idea… Es agradable hacerlo y es agradable recibirlo:

¿qué parte de las dos no te gusta?

Las dos me parecen muy bien.

“Aprende primeros auxilios”: quién sabe si eso podrá ayudarte un día a salvar una vida…

“Cocina algo para un amigo”: el próximo regalo que tengas que hacer, en vez de comprarlo, ¡que sean unas galletitas horneadas por ti!

"Habla con los vecinos". Se trata de fomentar lazos, ¿no? na comunidad planetaria, y cada miembro puede mejorar algo en su entorno.
“Haz algo sin esperar nada a cambio”.
¡Son tantas las pequeñas grandes cosas que puedes hacer para que el mundo mejore!
Despídame con la última:

– Toca a las personas que quieres, acarícialas, bésalas. Les harás bien y te harás bien a tí.
– “¡Abraza a alguien cada día!”
– Quien quiera sugerir otras pequeñas acciones a Harvey puede hacerlo mediante un correo electrónico a sugerencias@wearewhatwedo.es

Publicado por Dr.George en lunes, diciembre 28, 2009

Etiquetas: 40Ecos.blogspot, cambiar al mundo, harvey, WE ARE WHAT WE DO

Acciones concretas para salvar al planeta

Querid@s amig@s:

Ya llevamos más de un mes siguiendo la creciente escala de destrucción de las comunidades, el medio ambiente y la flora y fauna de la costa sureña de Norteamérica a medida que el petróleo sigue derramándose en el Golfo de México.

A mitad de abril, una plataforma de extracción de petróleo explotó y, a día de hoy, hay millones de litros de petróleo expulsados en el océano. Éste puede llegar convertirse en el desastre medioambiental más grande de la historia estadounidense. Nos han llegado cientos de emails y mensajes de todo el mundo. "Qué triste", "Me dan ganas de llorar", "¿Cómo puede ser que salgan impunes después de esto?".

Esta es sólo la última tragedia relacionada con el calentamiento de la tierra: el desprendimiento de tierra que tuvo lugar en Rio de Janeiro después de lluvias nunca vistan antes, las más de 60 muertes que se produjeron tras la explosión de una mina de carbón en Siberia, el conflicto armado con motivo del petróleo en Nigeria. Nuestra respuesta inmediata es siempre la misma: ponernos en contacto con nuestros amigos y organizadores que viven en la zona para saber si están bien y, a continuación, averiguar qué podemos hacer para ayudar. Nuestra respuesta constante, con la que logramos canalizar toda la frustración y el enfado, es el trabajo para luchar contra el cambio climático.

Podemos ver claramente el lado desagradable de la energía contaminante, pero lo que no vemos es el derrame invisible de carbono en la atmósfera.  Este vertido de carbono durante los últimos 200 años no sólo amenaza el Golfo de México, sino el futuro del nuestro planeta al completo. El derrame de petróleo y el de carbono están relacionados en lo más básico, y el evitar más eventos devastadores como éstos depende de que nosotros seamos capaces de tratar ambos a la vez.

Por eso estamos trabajando con aliados y colaboradores en todo Estados Unidos para que el presidente Obama y BP acepten su responsabilidad (echa un vistazo a lo último que estamos haciendo, en inglés), si bien el mundo entero tiene un papel que desempeñar. Nunca ha habido una visión o un movimiento lo suficientemente grande y fuerte como para capturar la atención del público y mostrar a la gente y a los gobiernos las posibilidades de un mundo bajo en carbono.

El Día Internacional de Soluciones Climáticas que se celebrará el 10/10/10 es nuestra oportunidad para contar esa historia, para recuperar nuestra capacidad para determinar nuestro futuro y exigir a los políticos que también ejerzan su liderazgo. Ya hay más de 1000 eventos planeados para este mes de octubre, pero tiene que haber muchos más si queremos que nuestro mensaje llegue al mundo entero.

Si todavía no lo has hecho, únete a nosotros y agrega tu proyecto climático al mapa: www.350.org/es/1010


A continuación te contamos algunas actualizaciones y acciones que tendrán lugar el 10/10/10:

En América Latina, casi 100 comunidades han registrado acciones para el 10/10/10, y muchas más están teniendo sus primeras reuniones para ponerse manos a la obra. Aprovechando el impulso creado en la cumbre de Cochabamba, más de 40 redes de jóvenes ecologistas se han reunido en Bolivia para planear acciones el Día Internacional de Soluciones Climáticas en todos los estados. En la República Dominicana, los organizadores están planeando una acción para limpiar el Malecón, un parque histórico al lado el muelle que ha estado deteriorándose y contaminándose durante mucho tiempo, para que los ciudadanos utilicen de nuevo este espacio urbano y el transporte sostenible en la ciudad. En México, los organizadores están comenzando por hacer correr la voz entre estudiantes en escuelas de secundaria y universidades de todo el país. Esta semana habrá un seminario con 4000 alumnos líderes de secundaria en el estado de Veracruz.

Si todavía no tienes una idea concreta para tu acción el 10/10/10 o no estás seguro de cómo comenzar, acabamos de añadir nuevos recursos para ayudarte: visita la página de 350 y echa un vistazo a la sección "Acciones" para encontrar ideas, una guía para seguir en la primera reunión y muchas cosas más.

Queremos darles las gracias por todos los mensajes que nos enviaron sobre el derrame del Golfo y la tristeza que les provoca la pérdida de vida y naturaleza, su ira hacia las grandes corporaciones que actúan inmoralmente, su frustración con el gobierno de Estados Unidos por no tratar el problema. Pueden hacer algo para canalizar todos esos sentimientos poniéndose manos a la obra con un movimiento internacional, creando la base para lograr un mundo que viva por debajo de 350 ppm, un mundo sin derrames tóxicos en las costas ni en la atmósfera. Únanse al movimiento registrando hoy mismo su acción para el Día Internacional de Soluciones Climáticas.

www.350.org/es/oct10

Como dijo Martin Luther King, "El arco del universo moral es largo, pero se inclina hacia el lado de la justicia". Obviamente, sólo si lo inclinamos todos juntos.

Pongámonos manos a la obra,

Bill McKibben y el equipo de 350.org

El objetivo de 350.org es difundir el número más importante del planeta mediante la creación de un movimiento internacional sobre el cambio climático creado por ciudadanos unidos por un llamamiento común a la acción. 350.org es un proyecto independiente y sin fines de lucro.